Comunidad de El Quimbo exige la defensa de sus derechos

La asamblea de la Asociación de Afectados por la represa, Asoquimbo se realizó en el poblado de Río Loro. Ésta contó con el respaldo de la comunidad que alzó su voz de protesta para rechazar el proyecto hidroeléctrico por las afectaciones causadas.

La presidenta de Asoquimbo, Elsa Ardila Muñoz reconoció que la comunidad está declarada en resistencia y dada la violación de derechos se han realizado movilizaciones como es la manifestación de resistencia de los pescadores, “lo que estamos pidiendo es que no queremos Quimbo”.

Múltiples afectaciones de derechos

La población de pescadores que lleva más de un mes en un campamento de movilización en la zona de Domigo Arias, establece la necesidad de protestar porque la seguridad alimentaria está en riesgo. Por este motivo exigen que no se les deje violar sus derechos.

“Espero que se hagan defender nuestros derechos porque Emgesa nos ha violado tantos derechos que nos da tristeza como vienen a maltratarnos echando sedimentos al río contaminado y tenemos que ir a pedir permiso para pescar por un río que es nuestro”, agregó el pescador Víctor Hugo. Según Guillermo Vasco del sector de restaurante de Puerto Seco, los reconocidos comederos de pesacados se ven altamente perjudicados, “dependemos de los pescadores, pero estos ya no pescan mayor cosa por la sedimentación y el tránsito por el río se le está prohibiendo”.

Por su parte el habitante afectado de la vereda de Balseadero, Albeiro Fernández, manifestó que Emgesa hace y desase con las personas, “no hay Ley que los detenga para nada, apenas llega Emgesa se me alborota la gastritis que tengo”.

Para la habitante de San José de Belén, Luz Marina Escobar es falso lo que dijeron de mejorar sus vidas con la represa, “estamos ahora peor que antes de llegara la represa por eso pedimos que se nos defiendan los derechos, ya que nos quiere desplazar el mismo Gobierno”.

Según Jesús Javier del gremio de jornaleros de Honda, se pasa por encima de criterios técnicos que en pronunciamientos es claro los perjuicios de este proyecto, “es sospechoso que una multinacional pueda pasar por encima de todas las leyes y no se haga nada por esta masacre social y ambiental”.

Conformación de mesa de derechos: El diálogo es con el Gobierno

La comunidad manifiesta que por los múltiples engaños de Emgesa y su violación de derechos, no mantendrán ninguna negociación con Emgesa. Ésta se hará con el Gobierno de manera exclusiva en la mesa de protección de derechos que se conformó.

El campesino Jorge Enrique Cárdenas, agregó que se han venido violando todos los derechos. Reconoce que Emgesa ha sido una farsa y no ha cumplido en nada, “sólo divide, por eso nos hemos unido en desobediencia civil para no aceptar que la negociación se haga con Emgesa, sólo con organizaciones de derechos. Además estamos pidiendo que se haga la reserva agrocampesiona, el progreso lo da el campo, no queremos que las multinacionales acaben con lo que da vida”.

Para el investigador y asesor del proceso de resistencia, Miller Dussán construir la mesa de defensa de los derechos e indemnización por los daños causada a toda la comunidad, además de la cancelación de la licencia de la represa es la única garantía para la defensa de los derechos de la población. “Nosotros hemos decidido no volver hablar más con la multinacional porque se ha pronunciado cuatro entidades Cam, Ministerio de Ambiente, Defensoría del Pueblo e Icanh que solicitan la cancelación de la licencia ambiental. Ministerio de Ambiente reconoció los daños causados por el despojó del territorio a la población, es necesario un proceso de demanda por estos daños”.

Miller adicionó que se han sacado ilegalmente a la población, reconociendo que es un desplazamiento por Estado. En esta medida el Estado dejó a la población a la deriva, “así que éste tiene que garantizar los derechos, por eso es la instalación de la mesa”. “Además exigimos que los estudios que no se han hecho lo haga la Universidad Nacional y no la misma multinacional como se ha venido haciendo”, puntualizó el profesor.

La jornada culminó con la instalación de la mesa por la defensa de los derechos humanos e indemnización por los daños causados a las poblaciones afectadas por el proyecto hidroeléctrico El Quimbo. Una mesa conformada por los diferentes representantes de la comunidad, organizaciones sociales nacional y de derechos que respaldarán el diálogo con el Gobierno Nacional para cancelar el proyecto como pide la comunidad.

Compromiso de senadores en la mesa

Hicieron parte de la mesa los senadores Jorge Enrique Robledo, Alexander López y Gloria Inés Ramírez quienes se comprometieron a respaldar la resistencia de la comunidad que lucha contra la represa.

Según el senador Robledo, hace tres años él advirtió lo que iba a pasar. Sin embargo, manifestó los alcances de sus acciones, “los congresistas no podemos ordenarle a un ministro, funcionario o a la trasnacional, por eso a nuestro alcance no podemos resolver por nuestra simple voluntad este gravísimo problema que se vive en el Huila”. Adicionó que una de sus funciones es respaldar la lucha de la gente que se hace fuerte con un movimiento social.

“Estamos con ustedes acompañando la lucha, la mesa debe fundamentarse en la resistencia y la movilización que se debe seguir haciendo. Es la movilización y la lucha de una batalla que estamos dando, los congresistas ayudamos, pero fundamentalmente se gana con la movilización que hagan ustedes. Esta bancada que está aquí, estaremos con ustedes y si ustedes batallan, esta lucha la vamos a ganar”.

Por su parte Alexander López manifiesta que la represa es parte de un modelo de la locomotora de desarrollo que traerá desplazamiento, por eso debe haber un proceso de movilización. “El proceso que se construye aquí para enfrentar una batalla se debe unificar y como dicen Miller está represa no va”. Adicionó que el compromiso está no sólo con el Quimbo, en cualquier escenario de acoso y abuso de los derechos humanos, “Esta batalla se puede ganar y la vamos a ganar”.

Gloria Inés Ramírez está convencida que la lucha por la defensa de los derechos, la soberanía y la lucha por el despojo es justa, “la lucha que para ellos no significa nada para nosotros es la vida, estamos pidiendo que respeten lo que tenemos y hemos construido con toda la familia. Es una batalla contra las multinacionales, pero también contra el Gobierno de Santos que acolita el despojo”. Finalmente manifestó el compromiso con la función de un caja de resonancia en el Congreso para que las autoridades entiendan que se tiene que cumplir la Ley.

El representante de comunidad indígena en la Cámara de Representantes, Hernán Hernández, se solidarizó moral y políticamente con la defensa del territorio y la lucha que afecta la vida del río. “Desde el Congreso daremos el debate y trataremos de dar la pelea jurídica para respaldar la decisión que se ha tomado, el proyecto hidroeléctrico El Quimbo aquí no va más”, Adicionó Hernán.

Finalmente quedó establecido el desarrollo de una audiencia pública el 3 de agosto en el Congreso para hacer de la movilización social que pide una política minero energética, un escenario de debate amplio.

Por Neyder Salazar, colaborador de Soyperiodista.com