Con aplazamiento y sin Samuel concluye primer capítulo de carrusel

El juez 45 de Control de Garantías suspendió la audiencia contra el suspendido alcalde, que tendrá lugar el 25 de agosto.

Ante el juez 45 Penal con Funciones de Control de Garantías se frustró este viernes el primer cara a cara del suspendido alcalde de Bogotá Samuel Moreno Rojas con la Justicia por su supuesta responsabilidad en el carrusel de la contratación.

El burgomaestre capitalino no asistió a la instalación de la diligencia, que deberá ser instalada nuevamente el próximo 25 de agosto a las 7:30 de la mañana, por determinación el Centro de Servicios Judiciales del Complejo Judicial de Paloquemao.

Fue el propio Moreno quien, alegando la preservancia de su derecho a la defensa, pidió el aplazamiento de la diligencia, luego de la renuncia a su defensa técnica por parte del abogado Carlos Arturo Gómez Pavajeaou.

El fiscal Ricardo González le imputará cargos por peculado por apropiación de terceros, concusión, celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales y prevaricato por omisión.

Adicionalmente, el ente de control penal espera que se le imponga medida de aseguramiento en establecimiento carcelario mientras se juzga su responsabilidad en estos ilícitos.

Al alcalde se le sindica de haber exigido cobro de comisiones a cambio de favorecer a los exempresarios Nule en la adjudicación de contratos como el de la Fase III de Transmilenio.

El exdirector técnico y jurídico del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, Inocencio Meléndez  denunció que el indiciado y su hermano, el también suspendido senador Iván Moreno, lideraban el denominado cartel de la contratación.

Ante organismos de control como la Procuraduría y la Fiscalía, indicó que los hermanos Moreno parecían actuar con arreglo a los intereses de algunos empresarios, como era el caso de Julio Gómez y Emilio Tapias; incluso, dice, se referían a los dos dirigentes con sobrenombres, ‘El jefe’, en el caso de Iván; y ‘La doctora’, en el caso del alcalde.

Según los Nule, confesos autores del billonario peculado del Distrito, los Moreno Rojas exigieron una participación del 6 % en el valor del contrato de la Fase III de Transmilenio.