Condenan a coronel por "rebelión" a Rafael Correa

Otros cinco policías fueron condenados por la sublevación del pasado 30 de septiembre.

La justicia de Ecuador anunció el jueves que un coronel de la Policía fue condenado a tres años de prisión tras ser declarado culpable por atentar contra la seguridad del Estado durante una rebelión de uniformados del 30 septiembre pasado, que el presidente Rafael Correa denunció como una intentona golpista.

El coronel Ronaldo Tapia, ex jefe de seguridad del Congreso, deberá cumplir los tres años de encarcelamiento por decisión del Tribunal II de Garantías Penales de la provincia andina de Pichincha (cuya capital es Quito), el cual le había declarado culpable del delito el último martes.

El Tribunal también dictó sentencia de doce a 18 meses de prisión para otros cinco policías, Francisco Noboa, Patricio Simancas, Marco Tibán, Mario Flores y Carlos Tasinchana, quienes fueron condenados como cómplices de la misma causa.

Los seis uniformados son los primeros en ser condenados por la sublevación, que dejó diez muertos y 274 heridos, y durante la cual Correa fue retenido durante varias horas por policías rebeldes, a los que acusó de intentar asesinarle.

Luego de que Tapia fuera declarado culpable, su abogado Víctor Cevallos rechazó el dictamen y sostuvo que más que una resolución jurídica es una decisión política.

El coronel, que está arrestado a raíz de la insubordinación,fue destituido hace una semana de la Policía por "mala conducta profesional" y por afectar "gravemente la imagen y prestigio" de la institución cuando era responsable de la escolta legislativa, según el Consejo de Generales.

Según el gobierno, Tapia "impidió" durante la sublevación el ingreso de legisladores oficialistas a la Asamblea Nacional, por lo que no pudo sesionar, y es uno de los implicados en el intento de golpe de Estado.

La justicia ecuatoriana ya declaró inocentes a cuatro policías, incluido otro coronel, acusados de complicidad en el supuesto intento de magnicidio, así como al político Fidel Araujo, un mayor en retiro del Ejército procesado por incitar a la rebelión.

Correa fue agredido por manifestantes cuando trató de aplacar la protesta policial por reclamos salariales y debió ser rescatado por militares de un hospital donde permaneció retenido durante varias horas en medio de tiroteos.

Temas relacionados