Confianza de consumidores en EE.UU. subió por baja de la gasolina

Los contratos del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se negociaban en torno a los 100,7 dólares por barril.

La confianza de los consumidores en la evolución de la economía de EE.UU. y de su situación financiera personal subió en mayo más de lo previsto, gracias en gran parte al reciente abaratamiento del crudo y de los combustibles, según la Universidad de Michigan.

Según datos definitivos del mes de mayo, el índice que elabora esa institución a partir de encuestas se situó este mes en 74,3 puntos, casi dos unidades por encima de los 72,4 que había calculado de manera provisional hace dos semanas.

El dato de este mes también es superior a lo que esperaban los analistas -que habían pronosticado que se situaría entre 71 y 73 puntos-, así como a los 69,8 registrados en abril.

Con este avance, el índice se consolida en su nivel más alto de los últimos tres meses, una cota que ya había alcanzado cuando a mediados de mes se difundieron los datos provisionales de mayo.

“Los consumidores no están tan cabizbajos como muchos creían, al menos eso indica el índice de confianza de los consumidores, que realmente ha emergido en la recta final del mes”, aseguró hoy la entidad en un comunicado, en el que atribuyó esta mejora a la relajación de los precios del crudo en las últimas semanas.

Los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) se negociaban hoy en torno a los 100,7 dólares por barril, muy por debajo de los casi 114 dólares de comienzos de mayo. Lo mismo ha ocurrido con los contratos de gasolina, que han pasado de 3,46 a 3,02 dólares por galón en ese periodo.

Desde que en febrero alcanzó los 77,5 puntos, el índice de confianza de los consumidores de EE.UU. empezó a bajar, en paralelo al encarecimiento del combustible.

Ahora que la cotización del crudo y sus derivados vuelve a bajar, la confianza está repuntando, ya que los consumidores cuentan con más recursos para acometer otros gastos, según explican los responsables de estos datos.

El subíndice que mide las expectativas de los consumidores sobre cómo estará la economía en un plazo de medio año avanzó en mayo hasta los 69,5 puntos, unos dos puntos más que lo calculado a mediados de mes (67,4) y ocho más que en abril (61,6). Según la Universidad de Michigan este avance es “una señal especialmente buena”.

Sin embargo, el indicador que mide la sensación actual de los consumidores sobre su situación financiera y su disposición a realizar grandes compras cayó ligeramente, al pasar de 82,5 en abril a 81,9 en mayo.

Por lo que se refiere a las previsiones de inflación, los encuestados consideran que los precios habrán subido en un año un 4,1 %, mientras que el mes pasado creían que ese incremento sería del 4,6 %.