Consejo de Seguridad de la ONU amplía por un año misión en Irak

Los quince miembros del máximo organismo ampliaron hasta el 31 de julio de 2012 su presencia en Irak.

El Consejo de Seguridad de la ONU amplió por un año el mandato de la misión del organismo en Irak y reconoció que todavía existen problemas de seguridad en el país, por lo que realizó un nuevo llamamiento a que se produzca un “verdadero diálogo político” que conduzca a la unidad nacional.

En una resolución presentada por Estados Unidos y adoptada por unanimidad, los quince miembros del máximo órgano ampliaron hasta el 31 de julio de 2012 el mandato de la misión que encabeza el diplomático holandés Ad Melkert y que fue creada en 2003.

El Consejo de Seguridad reconoció en su resolución “las mejoras de las condiciones de seguridad logradas en Irak”, pero destacó que el país se enfrenta todavía a problemas en esa materia, por lo que es “preciso” sostener esas mejoras “mediante un verdadero diálogo político y una auténtica unidad nacional”.

El texto alienta al Gobierno iraquí a que siga “fortaleciendo la democracia y el Estado de derecho, mejorando la seguridad y el orden público, y luchando contra el terrorismo y la violencia sectaria en todo el país” , para “construir una nación segura, estable, federal, unida y democrática”.

Además, reconoce la “importancia” de la UNAMI para “la prestación de asesoramiento, apoyo y asistencia al pueblo y al Gobierno de Irak para fortalecer las instituciones democráticas, impulsar el diálogo político sin exclusiones y la reconciliación nacional”.

Los miembros del Consejo de Seguridad exhortaron al Gobierno iraquí a que “siga promoviendo y protegiendo los derechos humanos y a que estudie la adopción de medidas adicionales para apoyar a la Alta Comisión Independiente de Derechos Humanos”, aunque reconocieron los avances logrados específicamente en la protección de los derechos de las mujeres.

También destacaron la necesidad de que la población civil, en especial los niños y las mujeres, así como los miembros de comunidades étnicas y religiosas minoritarias, se sientan a salvo en el país.

Además, la resolución reconoce la necesidad de que se lleve a cabo “una respuesta coordinada” a las dificultades humanitarias que atraviesa el país, por lo que pide que se proteja a todo el personal humanitario allí presente y que se le permita llevar a cabo su trabajo sin trabas.

En la misma resolución, se llama al Gobierno iraquí a que siga adelante con la colaboración que lleva a cabo con las autoridades kuwaitíes y a que cumpla con sus obligaciones internacionales en ese sentido.

El Consejo de Seguridad se comprometió a revisar el contenido del mandato en 12 meses, o antes “si así lo pide el Gobierno iraquí” , y pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que le informe de los progresos realizados en Irak cada cuatro meses.

En su último informe sobre el país, presentado la semana pasada, Ban pidió la ampliación del mandato de la UNAMI para seguir prestando ayuda en el asentamiento de las instituciones de un país que se enfrenta, entre otras cosas, a un índice de pobreza del 22,9 por ciento.

Ban solicitó asimismo a las autoridades iraquíes que dejen de lado sus diferencias y avancen hacia la completa formación de un Gobierno en el que todavía quedan vacantes “puestos claves” en materia de seguridad, uno de los principales problemas a los que se enfrenta el país.

También reconoció la necesidad de que se garantice “el respeto de los derechos y libertades fundamentales” , aunque la situación en esa materia “ha mejorado recientemente” , y exhortó a las autoridades a resolver “la amenaza a la estabilidad” que supone la existencia de “grupos armados de oposición” , así como a dar una solución “al estatus de Kirkuk y otros territorios disputados”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Las cicatrices de la esclavitud en Brasil

¿Cómo es sobrevivir sin empleo en Argentina?