Consejo Ejecutivo del FMI aborda la sucesión de Strauss-Kahn

Su salida del FMI abrió la puerta a la que podría convertirse en la primera selección reñida desde la creación del organismo.

El Consejo Ejecutivo del FMI abordará la sucesión de Dominique Strauss-Kahn al frente del organismo, en su primera reunión para tratar el tema desde la dimisión la madrugada del jueves del exministro de Finanzas francés.

El alto funcionario abandonó su puesto con "infinita tristeza", según aseguró en el comunicado en el que hizo pública su dimisión a raíz de un escándalo sexual que amenaza con arruinar su carrera.

El socialista francés, al que se daba como favorito para las elecciones presidenciales del 2012, fue formalmente imputado ayer de siete cargos, entre ellos intento de violación, en una audiencia en la que obtuvo la libertad bajo fianza de un millón de dólares.

Su salida del Fondo Monetario Internacional (FMI) ha abierto la puerta a la que podría convertirse en la primera selección reñida desde la creación del organismo en 1945.

Desde entonces, la dirección del FMI ha ido a parar a manos de un europeo en virtud de un pacto de caballeros que asegura la presidencia del Banco Mundial (BM) a un estadounidense.

Pero el creciente peso global de los países emergentes ha puesto en tela de juicio ese privilegio. El mundo en desarrollo exige ahora que se establezca un proceso realmente competitivo.

El encargado de elegir al sustituto de Strauss-Kahn será el Consejo Ejecutivo del organismo, integrado por 24 miembros que representan a los 187 países de la institución.

Se espera que el proceso se prolongue por espacio de varias semanas. Durante ese periodo capitaneará el FMI el hasta ahora "número dos" del organismo John Lipsky, que anunció antes del escándalo su intención de dejar la institución en agosto.

Pese a que 187 países están representados en el organismo, los pesos pesados son EE.UU. y la Unión Europea (UE), que controlan más del 50 por ciento del poder de voto.

La selección de un nuevo líder requiere una mayoría simple, con lo que el acuerdo tácito de EE.UU. y Europa garantiza la designación de un candidato.

Aunque la selección puede someterse a votación el Fondo prefiere que sea por "consenso".

El primer paso del proceso comienza con el nombramiento de los candidatos por parte de los países.

La Unión Europea ha expresado su intención de elegir a un candidato de consenso, que según todos los indicios podría ser la actual ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde.

Una vez seleccionados los candidatos, estos deben de confirmar por escrito su interés en el puesto, tras lo que se les invita a Washington para ser entrevistados por el Consejo Ejecutivo.

Según los criterios establecidos para la selección del director gerente en 2007, cuando Strauss-Kahn asumió las riendas en sustitución del español Rodrigo Rato, el elegido debe de tener un historial "distinguido" en el terreno económico y de formulación de políticas.

"El o ella deberá de tener una sobresaliente trayectoria económica y habrá demostrado las cualidades gerenciales y diplomáticas necesarias para liderar una institución global", indicó entonces el organismo.

Temas relacionados