Consultas, ¿inversión necesaria?

Aunque varios partidos renunciaron a este mecanismo para escoger sus candidatos y otros sólo lo realizarán donde sea absolutamente necesario, estas decisiones no generarían mayor impacto en el costo de las consultas.

Cerca de $60 mil millones invertirá la Organización Electoral en la realización de las consultas populares de los partidos y movimientos políticos para escoger a sus candidatos en los comicios regionales de octubre. Aunque la inversión es millonaria y la logística compleja por cuenta del invierno, en estas consultas no se definirán los aspirantes a cargos de gran importancia como gobernaciones o alcaldías de capitales departamentales. En su mayoría se realizarán para escoger a quienes representarán los partidos en los concejos municipales y pequeños municipios.

Aunque la mayor parte de las colectividades renunciaron a elegir a sus candidatos por consulta popular, con los argumentos de que llegaron a acuerdos programáticos, que la crisis invernal haría compleja la implementación logística y que el presupuesto que se emplearía para este ejercicio sería mejor destinarlo para los damnificados, en la práctica, estas buenas intenciones no generan mayor impacto sobre la inversión que se debe realizar para la jornada electoral.

Así lo reconoció el registrador nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez, quien manifestó que “el ahorro real sería en papelería porque, como están las cosas, en gran parte de los municipios del país habría consultas así sea de un solo partido y esto obliga a enviar logística, delegados para inscripción y elementos del kit electoral como son los puestos de votación y las urnas. Sólo nos estaríamos ahorrando el tarjetón de los partidos que no realizaran consulta”.

Para Sánchez, la única forma de que se presente un ahorro verdadero es que los partidos renuncien a hacer consultas “y lo deben hacer cuanto antes, porque ya está adjudicado el contrato para el kit electoral”. Y es que de los seis partidos que mantuvieron su solitud de realizar consulta —Liberal, Polo Democrático Alternativo, Conservador, Verde, Cambio Radical y la U—, sólo el conservatismo elegirá candidato a la gobernación de Antioquia y la U a la Alcaldía de Ibagué.

Precisamente, el presidente del Partido de la U, Juan Lozano, dijo: “Se adelantarán de manera absolutamente excepcional tres consultas para alcaldías en todo el territorio nacional: una en Ibagué, otra en Argentina, Huila, y otra en Soacha, Cundinamarca, porque eran procesos que se venían gestando desde hace varios meses. Hay una coyuntura dolorosa que es el invierno y es posible que el 29 de mayo tengamos todavía medio país inundado”.

Esta misma decisión la estarían contemplando las directivas del Partido Conservador, pero en el caso de Antioquia, donde hay más de seis candidatos, no se puede suspender la consulta. En Bogotá, donde se esperaba que la escogencia de candidatos se hiciera en las urnas, finalmente, se va a realizar a través de acuerdos en las colectividades. Sin embargo, la decisión del conservatismo de escoger su lista de aspirantes al Concejo Distrital a través de consulta y la del Partido Liberal de elegir a sus ediles con este mecanismo, implican la implementación de una logística similar a la de las elecciones a la Alcaldía.

Y es precisamente el liberalismo el que más hará uso de las consultas como herramienta para escoger a sus candidatos a la alcaldía en 51 municipios y en otros cuatro para definir las listas a concejos.

Pese a que la realización de consultas es considerada una herramienta de participación política de los ciudadanos en la elección de los candidatos de los partidos con los cuales se identifican, la poca acogida que ha tenido este mecanismo en las colectividades que han preferido escoger los candidatos a través de acuerdos, plantea el interrogante sobre la verdadera necesidad de invertir cerca de $60 mil millones en un proceso electoral tan complejo, en especial cuando el invierno hace más compleja la logística.

últimas noticias