Contratos petroleros, bajo la lupa

Después de las protestas encabezadas por encapuchados y por trabajadores del campo Rubiales —perteneciente a la petrolera canadiense Pacific Rubiales Energy—, quienes reclamaban mejores condiciones laborales, la Unión Sindical Obrera (USO) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) aseveraron que las multinacionales petroleras no están cumpliendo con las leyes laborales colombianas.

Para Rodolfo Gutiérrez, representante de la USO, es preocupante el manejo de los contratos para los trabajadores de la industria petrolera, debido a las nuevas maneras de tercerización del empleo. “En el tema de Pacific Rubiales estamos en otro país. Hay más de 600 firmas de contratistas con 12.000 trabajadores tercerizados, sin ningún tipo de estabilidad”, señaló.

Según Tarsicio Mora Godoy, presidente de la CUT, las petroleras están acabando con la malla vial y con las fuentes hídricas, hecho que se suma a “un boom de migración de la población” a los lugares de producción.

A su vez, Germán Osman, vicepresidente de la USO, señaló que el Estado ha cedido su soberanía a las multinacionales petroleras, impidiendo así la actividad sindical de los trabajadores que están afiliados a las centrales obreras.