Corabastos urge apoyo policial

El mismo gerente de la central, Héctor William Varela, remitió al director de la Policía Nacional copia de panfletos amenazantes que allí circulaban.

Después de conocer la investigación presentada por la Corporación Nuevo Arco Iris y la Secretaría de Gobierno, publicada por El Espectador y el Canal Caracol, donde se revela que Corabastos es el mayor nodo de criminalidad en Bogotá, Héctor William Varela, gerente de la corporación, insiste en que hasta el momento no se ha detectado ninguna de las prácticas denunciadas en el estudio.

Varela, quien lleva un año en la corporación, insiste en que se requiere mayor presencia de la Policía y advierte que de ser ciertas las denuncias, que hablan de tráfico de armas, drogas y todo tipo de mercado ilegal, se evidenciaría la falta de control de la Policía Nacional en  las carreteras del país. Por su parte, el director de la Policía Nacional, general Óscar Naranjo ofreció una recompensa de $50 millones para quien ayude a dar con el paradero de las bandas delincuenciales que promueven los mercados ilícitos en la central mayorista.

¿Estaba al tanto de los hallazgos presentados en el libro ‘Mercados de la criminalidad en Bogotá?

Corabastos no es ajeno a la inseguridad que se presenta no sólo en la capital, sino también en el país, había indicios y rumores, pero nunca se han comprobado. Hay que tomar lo que dice la Corporación Nuevo Arco Iris como un golpe de alerta para las autoridades, porque esto no afecta sólo a Corabastos. Lo que le pedimos a la Policía es que revise el informe para saber dónde está el meollo del asunto y trabajar el tema.

¿Qué medidas ha tomado para disminuir la actividad delincuencial en Corabastos?


Esto es un tema de la Policía Nacional, no es de vigilancia privada, por eso solicitaremos mayor apoyo, por ahora sólo contamos con 38 policías.

¿Es cierto que a la corporación llegan armas, droga y todo tipo de contrabando en los camiones?

Durante esta administración nunca se ha encontrado este tipo de cargamentos. Pero si lo que dice el informe es cierto, significaría que por las carreteras de nuestro país deambulan los camiones sin ningún tipo de control y habría que revisar el tema de guías de movilizaciones de carga. La vigilancia privada no puede sondear la carga a la entrada de Corabastos, eso tiene que hacerlo la Policía.

¿Eso quiere decir que no es  suficiente la empresa   de  vigilancia privada?

Tenemos 270 personas distribuidas en turnos de ocho horas. Ellos están para salvaguardar los activos de Corabastos, tienen labores operativas, el problema es que no pueden ejercer las funciones de la Policía, no pueden decomisar, requisar y mucho menos hacer detenciones. Por eso necesitamos mayor fortalecimiento en el interior de la Policía.

¿Por qué entonces no hay más uniformados en Corabastos?

Esta es la única central del país que le paga a la Policía por prestarnos el servicio y necesitamos que nos apoyen con mayor intensidad. Personalmente le propuse al general Francisco Patiño disminuir la vigilancia privada en la corporación y aumentar la Policía, pero en este momento es complicado desplazar buena parte del pie de fuerza al lugar.

¿Cree que la seguridad se le salió de las manos a la dirección?

Todo lo contrario, la percepción del comerciante serio de Corabastos, es que la situación viene mejorando. Lógicamente no dejan de ocurrir hechos aislados, pero sentimos que hay cambios positivos.

Pero el informe señala que la situación se ha recrudecido en los últimos años y que hay mayor presencia  de estructuras criminales...

Valdría la pena que la Policía Nacional viniera a las distintas puertas de Corabastos, y ya que no pueden ejercer ningún control en las carreteras, pues que hagan sondeos en la corporación. Si es cierto todo lo que se ha dicho, reitero que habría que empezar a revisar el tema de los controles en carretera.

¿De dónde vienen los rumores que indican que habría alianzas entre la delincuencia y las autoridades?

No creo en ese tema, no dejan de haber rumores, pero aquí no hemos detectado ese tipo de nexos. Por el contrario, tenemos que destacar el apoyo del general Francisco Patiño y del general Óscar Naranjo.

¿Qué tan grave es la situación de los barrios aledaños?

Efectivamente hay bandas organizadas en diferentes barrios, como El Amparo, Llanogrande y Mariapaz. Allí se expende droga, licor adulterado, se comercializan armas...

¿Los comerciantes están pagando extorsiones?

El Gaula estuvo más de un mes indagando sobre el tema y no encontró indicios de extorsión. Me gustaría saber cuáles son las fuentes de Arco Iris y la veracidad de las mismas. Es posible que ocurra y provendría de la delincuencia común, aquí se maneja un alto nivel de efectivo y es un lugar muy apetecido por los ladrones, pero en el informe del Gaula no lograron tener esa información con claridad.

El M-19 controló Corabastos durante algún tiempo, hoy se dice que estaría en manos de alias ‘El Loco’ Barrera. ¿Usted qué cree?

En ese tema sí sería muy sano que la Policía indagara con la Corporación Nuevo Arco Iris. Aquí nunca hemos escuchado que esté ningún miembro del narcotráfico, habría que ver de dónde tienen ellos esas informaciones. En esta administración nunca se ha detectado nada al respecto.

¿Es cierto que hace tres meses circuló en la corporación un panfleto con amenazas?

Sí, decía que iban a hacer una limpieza. Ese documento se puso en conocimiento del general Naranjo directamente, como todo lo que llega aquí. El panfleto habría salido del barrio El Amparo, pero se presume que era un mensaje del mismo comercio para alejar a los delincuentes. A la fecha no ha sucedido nada con eso.

¿Hay mafias de ilegales en Corabastos?

Claro que sí, muchos de los que escriben a la Defensoría del Pueblo no son los más desprotegidos, muchos de ellos generan un negocio a través de esa ilegalidad y por so es tan complicado erradicarlos.

¿Es verdad que ustedes han pensado en trasladar la central?

No. En este momento no hay nada planteado por parte de la administración. En principio, porque ni siquiera tiene los predios.

Temas relacionados