Coronel acusado de bombardeo en Arauca se presentará a la Fiscalía

El agregado militar Sergio Andrés Garzón, regresó de Francia para responder por el ataque a Santo Domingo, Arauca.

El comandante de la Fuerza Aérea, general Julio Alberto González, informó que el coronel Sergio Andrés Garzón, actual agregado militar en la embajada de Francia, regresó al país para responder al llamado de la Fiscalía que lo investiga por su presunta responsabilidad en la masacre de Santo Domingo.

Según el comandante de la FAC, la decisión del gobierno es atender de inmediato el requerimiento de la Fiscalía, por lo que se ordenó el traslado del coronel Garzón.

“La Institución acompaña a sus hombres y que se cree y presume de la inocencia de nuestras tripulaciones hasta tanto no se pruebe lo contrario al término del proceso", dijo González al explicar que utilizarán los recursos jurídicos disponibles para brindarle al oficial una “defensa justa en las más altas instancias".

El militar permanecerá detenido en una unidad de la Fuerza Aérea que determine la Fiscalía General de la Nación.

La decisión de ordenar la captura de los dos oficiales de la FAC fue adoptada por una fiscal de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario (DIH), quien sindicó al coronel (el agregado militar) Sergio Andrés Garzón y al mayor Germán David Lamilla, como supuestos coautores del concurso homogéneo de 17 homicidios con dolo eventual.

El organismo acusador investiga a los dos oficiales por su presunta responsabilidad en el bombardeo y ametrallamiento del caserío Santo Domingo, jurisdicción del municipio de Tame, en el departamento de Arauca, que produjo la muerte de 17 civiles y heridas a otros 21, el 13 de diciembre de 1998.

Según la Fiscalía, helicópteros de la Fuerza Aérea que perseguían a un grupo de guerrilleros sobrevolaron el municipio, sobre el cual lanzaron una bomba, además de que fue ametrallado. Los guerrilleros habían atacado a las tropas militares el día anterior.

Por el mismo hecho ya fueron condenados a 30 años de prisión, cada uno, el capitán César Romero y el teniente Johan Jiménez, quienes pilotaban el helicóptero que lanzó el artefacto explosivo.

Temas relacionados