Correa, Farc y justicia ecuatoriana

El anuncio de que la Fiscalía General del país vecino abrirá una indagación previa con la intención de conocer si la información publicada por el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS), sobre una posible donación de US$400.000 por parte de las Farc a la campaña presidencial de Correa en 2006, llega en un momento trascendental para la justicia de esa nación.

Por un lado, en los próximos días se confirmarán los resultados del referendo popular que permite reestructurar la justicia ecuatoriana y que ha sido la principal apuesta de la administración Correa en los últimos tiempos. Y por el otro, en junio se llevará a cabo un relevo en la cúpula de la Fiscalía General, y el más opcionado para  reemplazar a Washington Pesántez es el actual embajador de Ecuador en España, Galo Chiriboga, quien además es una de las personas más cercanas al presidente Correa.

Es por eso que -como sostiene el coordinador del programa de estudios políticos de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Simón Pachano- llama la atención que sea en este preciso momento en el que la Fiscalía decide abrir la investigación, teniendo en cuenta que la denuncia viene desde marzo de 2008, cuando se encontraron los discos duros de las computadoras.

“El gobierno es el más interesado en que se esclarezca el asunto. El propio presidente ha dicho que si es necesario está de acuerdo en someterse a la prueba del polígrafo. Sin embargo, eso no impide que haya habido otra gente que haya pedido recursos en nombre de la campaña, y eso es lo más importante en este momento”, afirmó Pachano, quien además aseguró que no cree que este asunto vaya a golpear la imagen del presidente.