Correa, investigado por relación con las Farc

El mayor ente acusador ecuatoriano empieza una investigación por supuestos dineros recibidos en su campaña.

Pocos días después de la muerte de alias 'Raúl Reyes', ocurrida el 1 de marzo de 2008, se dijo por primera vez que la campaña del hoy presidente de Ecuador, Rafael Correa,  había recibido dinero de las Farc. Afirmación que atizó el malestar de dicho gobierno, que para la época manifestaba un fuerte disgusto por la incursión del ejército colombiano a su territorio, con el objetivo de atacar al guerrillero. Un informe publicado por el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS), con sede en Londres, que sale de los discos duros de computadores atribuidos al antiguo "segundo al mando" de las Farc, reaviva el escándalo, al afirmar que el grupo insurgente habría donado US$400 mil a los cofres electores de Correa.

Una indagación 'de oficio' es el proceso que iniciará la Fiscalía General de Ecuador para investigar la realidad de las afirmaciones que se vienen haciendo desde 2008 y en la que ya se involucran versiones de Fabricio Correa, hermano del presidente, quien admitió que el coronel retirado, Jorge Brito, sí le ofreció US$100.000 de la guerrilla para la campaña. Fabricio dijo a la agencia Efe que el exmilitar se le acercó “en la oficina de Rafael” y ambos salieron en un todoterreno “en el que había dos jóvenes que no podría afirmar si son o no de las Farc”. Brito le dijo que “el grupo guerrillero estaba agradecido con el presidente porque no los denominaba terroristas, sino casi  que boy scouts, entonces querían aportar a la campaña, para que él sea exitoso”. El hermano del presidente rechazó la propuesta y le dijo a Brito: “Ustedes necesitan más esa plata”.

La Fiscalía indicó que durante su investigación recibirá las versiones de Brito y del exministro de Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, quienes fueron nombrados en el informe del IISS. Ambos ya testificaron  hace unos años durante una indagación similar, y negaron haber canalizado fondos de las Farc para la campaña de Correa. Larrea dijo hoy a Efe que sí se reunió una vez, en diciembre de 2007, con 'Raúl Reyes', pero aclaró que formó parte de una “misión humanitaria”, cuyo objetivo era facilitar la liberación de algunos rehenes.

El exministro también negó haber tenido contactos con la guerrilla a través de José Ignacio Chauvín, quien fue su asesor en 2008 y subsecretario de Gobierno (Interior) , el cual ha reconocido que se reunió varias veces con 'Raúl Reyes', pero siempre con el objetivo de canjear rehenes por guerrilleros encarcelados. Chauvín fue arrestado en febrero de 2009 bajo la acusación de estar vinculado con una red narcotráficante que canalizaba droga de las Farc, pero fue absuelto en mayo del año pasado.

Por su parte, el presidente Rafael Correa negó de nuevo que haya recibido dinero del grupo insurgente colombiano para su campaña electoral en 2006 y dijo estar cansado de esa “patraña” en su contra. “De nuevo sacaron la cantaleta de las Farc... Ahora resulta que son US$400.000 dólares y que yo los he solicitado”.

El mandatario ecuatoriano dijo estar dispuesto a someterse al polígrafo para probar su inocencia y volvió a repetir que en su vida ha conocido “a nadie de las Farc”. Asimismo, recordó que han sido políticos de oposición a su Gobierno, como el expresidente Lucio Gutiérrez y el expresentador de televisión Carlos Vera, quienes sí se han reunido con miembros de la guerrilla colombiana.

Investigar la existencia de actos con relevancia jurídico-penal, así como sus presuntos partícipes, es el objetivo con el que se inicia un nuevo proceso en el caso que involucra al presidente ecuatoriano con las Farc. Todo esto en momentos que el gobierno colombiano ha restablecido relaciones con Ecuador y recurre a la prudencia para manejar estas acusaciones reincidentes.