Corte deja en manos del Congreso matrimonios homosexuales

La corporación consideró que es necesario adelantar una iniciativa legislativa que lo respalde.

Nuevamente la Corte Constitucional se negó a darle el sí definitivo a las parejas del mismo sexo y determinó que la posibilidad de que éstas puedan contraer matrimonio es un asunto cuyo escenario propicio es el legislativo.

En esta oportunidad, exhortó al Congreso de la República para que a través de la vía legislativa se promueva un proyecto que permita dirimir si es posible o no avalar la unión civil entre personas homosexuales.

Pese a que los demandantes alegaban la inexequibilidad del artículo 113 del Código Civil, la Corte tuvo en cuenta la existencia de disposiciones constitucionales que indican expresamente que el matrimonio nace de la voluntad de un hombre y una mujer, como lo señala el artículo 42 de la Constitución.

Para los accionantes, el hecho de que el citado código limitara ese tipo de contrato civil a la unión de parejas heterosexuales era violatorio del derecho fundamental a la igualdad de donde concluían la inconstitucionalidad de la norma.

Por su parte, el procurador General de la Nación,  Alejandro Ordoñez Maldonado, había solicitado a la máxima guardiana de la Carta Política abstenerse de emitir un pronunciamiento jurídico de fondo, aduciendo que la Constitución y la Ley son claras en reconocer el matrimonio, únicamente, a partir de la unión entre un hombre y una mujer.

Según él, no sólo el artículo 113 del Código Civil sino el segundo de la Ley 294 de 1996 y el segundo de la Ley 1361 del 2009 respaldan la configuración de la familia y la sociedad conyugal en estas condiciones.