Corte exige a EPS no poner tantas trabas a sus pacientes

Dice que tantos trámites administrativos en la entrega de medicamentos termina vulnerando el derecho a la salud a los pacientes.

Que se disminuya la carga de trámites administrativos que se le exigen a los pacientes de las Empresas Promotoras de Salud, EPS, le ordenó la Corte Constitucional a las entidades de salud, tras determinar que la demora en el suministro de unas medicinas a una mujer que padece de epilepsia terminó violando sus derechos fundamentales.

"Los trámites burocráticos y administrativos que demoran irrazonablemente el acceso a un servicio de salud al que tienen derecho, irrespetan el derecho a la salud de las personas", dice la sentencia de revisión en contra de la Nueva EPS.

Al concluir que las garantías constitucionales de la paciente Mercedes Piracón Núñez habían sido afectados seriamente por la exigencia de innumerables requisitos para la entrega de dos medicamentos, la corporación señaló que los trámites legales y administrativos son de responsabilidad de la empresa que provee los servicios de salud y no deben ser trasladados a los enfermos.

“ (…) Los trámites de verificación y autorización de servicios no podrán ser trasladados al usuario y serán de carga exclusiva de la institución prestadora de servicios”, sostuvo la Corte a través de la sentencia T-1030 de 2010.

A la mujer, que padece de epilepsia focal con síndrome depresivo, el médico tratante le había formulado los medicamentos Fenobarbital, incluido en el Plan Obligatorio de Salud, POS, y Oxcarbamazepina, fuera de esa lista. El relato del caso demuestra que la paciente vio vedado su acceso a la salud por varios meses, tras la exigencia de innumerable trámites previos que le imponía la Nueva EPS.

Aún cuando residía en Ubaté, Cundinamarca, la mujer se vio obligada a trasladarse a Bogotá en varias oportunidades para tramitar las prescripciones de cada fórmula, por factores como la cantidad de pastillas, entre otras no sustanciales, que terminaron generando dilaciones en la entrega del medicamento, en detrimento de la salud de la enferma.