Corte mantiene penalización de porte y consumo de dosis mínima

El alto tribunal se declaró incompetente porque la demanda no fue presentada correctamente.

La Corte Constitucional mantuvo la prohibición al porte y consumo de la dosis mínima de estupefacientes, tras un fallido examen de exequibilidad de la norma.


La Sala Plena decidió no pronunciarse de fondo respecto a la demanda de constitucionalidad de la ley, sancionada en la administración Uribe, por considerar que la acción no reunía todos los requisitos exigidos en esta materia.


En términos prácticos, la Corte Constitucional dejó la puerta abierta para que quienes están en contra de la prohibición del consumo de alucinógenos, presenten una nueva demanda, alegando el distanciamiento de la norma con la Carta Política de 1991.


Pese a que el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, le había solicitado a la alta corporación declarar constitucional el acto legislativo 02 de 2009, sobre el cual descansaba la prohibición, la Corte consideró que no se llenaban todos los parámetros necesarios para examinar de fon do el asunto y decidió declararse inhibida.

"Se debe prohibir el porte y consumo de sustancias estupefacientes o sicotrópicas, salvo prescripción médica, no es restrictivo del derecho fundamental de la libertad y la autonomía personal y, por el contrario, su texto se ajusta a la Constitución Política. Además, instrumentos internacionales comprometen a los Estados en la lucha contra el tráfico y consumo de sustancias estupefacientes y sicotrópicas", había señalado el jefe del Ministerio Público en su momento.


Para las demandantes, con esta decisión del legislativo, reformatoria del artículo 49 de la Constitución, se estaban limitando derechos fundamentales como el del libre desarrollo de la personalidad, esgrimiendo una serie de argumentos que aún no han sido examinados por la Corte, que detuvo su tarea una vez advirtió que la demanda no cumplía con todos los requisitos. Así las cosas, todavía está por definirse si la prohibición en porte y consumo de estupefacientes viola o no los principios de la Carta.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

La curiosidad de Guillermo Cano

En busca de la verdad sobre la pederastia