Crédito por $50 mil millones para damnificados

Invierno incentivó a la banca a lanzar nuevas líneas para los afectados. Periodos de gracia en el capital y los intereses, además de 50 puntos básicos menos en las tasas, una opción.

El anuncio de los organismos ambientales en el sentido de que la nueva temporada de lluvias empezaría fuertemente esta semana tiene alarmados a transportadores, agricultores, comerciantes, empresas grandes y pequeñas. Tiene, en realidad, a la expectativa a toda la estructura económica que se ha visto afectada por el invierno.

“El año pasado lanzamos una línea que tuvo una vigencia inicial de cuatro meses y que fue bastante exitosa porque tanto en reestructuraciones de crédito como en créditos nuevos se dio una colocación muy significativa”, detalla Santiago Pérez, vicepresidente de Banca Personas y Pymes de Bancolombia.

Pues bien, previendo la situación, precisamente el banco antioqueño lanzó una nueva línea especial de crédito para damnificados por el invierno, que aunque no tiene techo, sí está estimada en cerca de $50.000 millones. “Es lo que estamos esperando, dado que el problema ahora es más grave que el año pasado”, apunta Pérez.

Esta segunda edición, “corregida y aumentada”, detalla el banquero, ofrece mejores características. “Básicamente es una línea en la que se pueden hacer reestructuraciones o consolidaciones de créditos actuales, o reestructuraciones y contraobligaciones, es decir, alguien que está afectado por el invierno puede montar todo en un solo crédito y ampliar el plazo”, relata.

El plazo será de hasta siete años con periodos de gracia para capital de hasta 18 meses y para intereses de un año. De esta forma, podrán acceder, de acuerdo con los cálculos (hay tres millones de afectados, de ellos 1,2 millones están bancarizados y Bancolombia tiene el 33% de toda la banca), entre 400.000 y 500.000 personas naturales o empresas en todo el país. Cabe resaltar que sólo lo podrán hacer los clientes del banco que tengan créditos activos a mayo de este año.

La propuesta está dispuesta para cualquier sector de la economía y no distingue personas naturales o jurídicas, ni tampoco segmenta el tamaño de la empresa. No hay un monto máximo y la documentación para acceder a ella es sencilla, pues lo que se busca es agilizar ante la necesidad de los afectados.

El banquero añade: “Estamos dando un auxilio en la tasa de interés, que son 50 puntos básicos por debajo de las tasas vigentes”. Y, ¿se pueden beneficiar los que ya lo habían sido en diciembre pasado? “Si sus actividades se afectaron nuevamente, lo podemos hace y acceder a nuevos créditos o nuevas reestructuraciones”, explica.

En la versión anterior Bancolombia hizo una colocación de $30.000 millones, empezó en diciembre, pero se extendió hasta enero, febrero y marzo. Cerca de $21.500 millones fueron para reestructuraciones y otros $8.500 millones para créditos nuevos. Y los que más se beneficiaron fueron el sector agricultor, los ganaderos de la parte norte de Colombia y del Valle del Cauca. También hubo sectores industriales y de comercio por todo el país.

En esta ocasión se trabajará fuertemente en los que han sido tocados por el invierno en la sabana de Bogotá y el Valle de Ubaté. “Habrá sectores relacionados con la ganadería de leche y los productores de papa, zanahoria y maíz. Pero recalcamos que está abierta a todos los sectores. Por ejemplo, un comerciante que no fue afectado directamente, pero sí tuvo problema de transporte y de suministro o que sus clientes no le pudieron pagar porque fueron damnificados, también están siendo cubiertos con la línea”, comenta Pérez.

Además, es enfático al advertir: “Los clientes no se deben asustar porque creen que van a quedar reportados en las centrales de riesgo como si hubieran tenido problema con los pagos. No los vamos a reportar, su historia crediticia no tiene por qué verse afectada”.

Los primeros beneficiados están en la zona de la Laguna de Fúquene. “Una señora que el río Suárez le inundó toda su tierra y le dimos siete años con un año de gracia para no pagar intereses y se va a concentrar en sacar adelante su ganado Holstein. O el caso de un papero en Tuta, Boyacá, que también lo perdió todo y le hicimos una reestructuración, le consolidamos todos los créditos y va a tener tiempo de espera a que se le seque la tierra para poder pagar”.

Temas relacionados

 

últimas noticias