Crisis en Santa Cruz, Argentina, por huelga de petroleros

Los marchantes tomaron una sede del sindicato, tras el anuncio de la emisión de órdenes judiciales en su contra.

El cese de actividades y las jornadas de protesta que adelantan trabajadores de petroleras en Santa Cruz, argentina, se agudizó este domingo, luego de que los inconformes tomaran la sede de un sindicato, en protesta por el anuncio de emitir órdenes judiciales en su contra.

Luis Cárdenas, vocero de los marchantes, aseguró que no se recurrirá a la violencia, pero que sí adelantará las acciones a las que haya lugar para defender la huelga.

"Vamos a defender nuestro sindicato a como dé lugar, no vamos a usar armas de fuego pero pondremos lo que haya que poner para defenderlo”, sentenció.

Los trabajadores iniciaron el cese de actividades en la provincia desde hace 24 días, tras la renuncia del secretario general del sindicato de petroleros de Santa Cruz, Héctor Segovia, que fue suspendido de su cargo por una orden judicial.

Pese a que el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, intentó persuadir a los trabajadores para que no iniciaran el paro, las negociaciones fracasaron y se dio inicio a la protesta que, según cálculos oficiales, ha dejado millonarias pérdidas.

"Se pidió la intervención de la justicia porque hay una situación anárquica dentro del sindicato, un incumplimiento de una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo y graves perjuicios económicos que acarrea la provincia", explicó el secretario de Trabajo de Santa Cruz, Raúl Santibáñez.