Cristian Pinzón: "La Dimayor sí tiene la culpa"

Los jugadores siguen a la espera de que la junta directiva del equipo les pague sus salarios, o si no asumirán la suspensión de un mes.

Hay quienes consideran a los jugadores del Deportes Quindío como sindicalistas. Y otros, como sus colegas, los tildan de héroes. Los 24 futbolistas de la plantilla oficial tuvieron el coraje de no dejar que sus derechos fueran pisoteados, al reclamar al menos dos salarios de los cuatro que les adeudan.

Cristian Pinzón, arquero del equipo hace diez años, se refirió a la suspensión de un mes que le profirió Coldeportes a la institución presidida por Hernando Ángel, quien tendrá hasta el próximo martes para pagarles a sus jugadores y evitar que se cumpla la sanción.

¿Pensaron antes en todo lo que causaría su decisión?

Sí. Pero lo más importante aquí es que sirva para cambiar muchas cosas en el fútbol colombiano, no se trata de hacer una huelga porque sí. Esto se viene presentando desde el año pasado y antes no había la fuerza para tomar la decisión. Ahora lo más importante es que el Gobierno, los directivos, la Dimayor, Asocolfutpro y nosotros los futbolistas concertemos algo para que cambie esto de raíz.

¿Por qué antes no había fuerza para hacerlo?

 Nosotros hemos tratado de llegar a acuerdos con la junta. Pero nos han quedado mal porque el equipo no tiene patrocinador ni hinchas. Quindío es de 3.000 hinchas y la entrada al estadio Centenario de Armenia es una de las más baratas del país. Entonces los activos de este equipo son imposibles de sostener, a pesar de que es una nómina muy barata, de 120 millones de pesos.

¿Por qué no lo hacen otros jugadores de otros clubes?

Porque el que hace este tipo de cosas en Colombia es tildado de sindicalista. El mismo entorno va sacando del fútbol al que hace esto, y como muchos tienen familias que sostener, temen. Por eso el Quindío es el ejemplo a seguir ahora. Esto es manejado por personas que no quieren que esto cambie, entonces muchos no se atreven.

¿Cuál es la razón por la que no quieren que cambie?

El fútbol es como todo. Cuando la gente tiene poder para decidir sobre cosas que no les benefician, pues no hacen nada. Acá no les interesa repartir el poder, entonces es complicado. Es como en Libia, donde su gobernante no quiere soltar el poder, porque allí se enriquece. Acá pasa lo mismo.

¿Quién es el Gadafi del fútbol colombiano entonces?

No sé quién es exactamente. Pero hay bastantes gadafis acá. No les interesa que haya una igualdad en los equipos. Si así fuera, no pasaría todo esto.

¿Este problema ha afectado su relación con César Pinzón, su padre y asesor presidencial del Quindío?

No. Son cosas aparte. Además, todos saben que estamos peleando por nuestros derechos. Siempre voy a estar del lado de los jugadores, porque eso soy. Nunca he mezclado las cosas y no lo haré. No cuento cosas que pasan entre los jugadores y los directivos.

¿Qué opina sobre la decisión de Coldeportes?

Hubiera sido justo si todos los equipos que pasan por esta situación tuvieran el mismo castigo. Si son medidos con el mismo rasero va a ser beneficioso para todos. Y los que tengan excelentes manejos administrativos, que sean tomados como ejemplo.

¿Qué ambiente hay en el club después de la resolución?

Seguiremos abiertos a escuchar a los directivos. Hay tiempo para todas las soluciones mientras lo hagan con respeto y cumplimiento. Es que si no se llega a una solución ya, esto va a seguir creciendo. Eso sí, es claro que no cambiaremos de parecer.

¿Y si se acaba el equipo?

Será muy triste para nosotros los quindianos, incluso yo lo soy. Pero lo hacemos por bien, porque en algún momento tenía que suceder. Si la Dimayor no se toca el corazón y ayuda al Quindío, éste desaparece. Los hinchas de este equipo tenemos que ponernos la camiseta y abanderarnos de esto. Pero por ahora este equipo no tiene dolientes.

¿Qué responsabilidad tiene la Dimayor?

Está en un silencio... Incluso afirmaron el lunes a través de este diario que no tenían la culpa de nada. La Dimayor sí tiene la culpa, porque si no dejaran jugar a los clubes que no les pagan a sus jugadores esto no existiría. Igualmentetenemos culpa nosotros los jugadores, por no haber hecho algo antes. Muchos tienen culpas, pero pocos las asumen.

Seguirán diálogos con el Gobierno

La crisis desatada en el fútbol  colombiano por la suspensión de un mes del reconocimiento deportivo al Quindío por parte de Coldeportes, este jueves prosiguió con una tensa calma, en la que no se avanza, pero en la que se anuncia voluntad de las partes. El presidente de la Colfútbol, Luis Bedoya, aseguró que los diálogos con el Gobierno continuarán y aunque reconoce que se atraviesa por momentos difíciles, ha habido un avance con la aprobación de la Ley del Fútbol y la búsqueda de una solución financiera con los créditos para los equipos.

Entre tanto, las directivas del Quindío aseguraron este jueves que buscan negociar con los futbolistas para que este fin de semana jueguen frente al Real Cartagena y que esperan concretar en los próximos ocho días un contrato con Colanta. En cuanto a la reposición ante la sanción de Coldeportes, el equipo cuyabro no se ha pronunciado oficialmente.