Cuatro años pagaría juez que dejó en libertad a extraditable de ‘los comba’

Ya estableció un acuerdo previo para la aceptación de cargos, que deberá ser presentado ante su juzgador.

Cuatro años de prisión pagaría Jaime Ponce, el juez que se hizo tristemente célebre por conceder un recurso de habeas corpus que por poco provoca la salida de prisión de Marlon Valencia, alias ‘La Ketty’, ficha clave los Comba; el operador jurídico estableció un acuerdo con la Fiscalía para allanarse a los cargos y acogerse a sentencia anticipada.


El operador jurídico sería trasladado al Batallón Boyacá, de Pasto, Nariño, en caso de que el juez de conocimiento asignado al proceso acepte el preacuerdo establecido entre las partes, tras la imputación de cargos que por prevaricato por acción y por omisión, falsedad en documento público y concusión fueron endilgados a Ponce porque supuestamente recibió 1.500 millones de pesos para favorecer al presunto narcotraficante.


Según el expediente, el funcionario judicial gozaba de un período de vacaciones durante la época en la cual fue radicada la solicitud de habeas corpus a favor de ‘La Ketty’ en el Juzgado Primero Municipal de Familia de Tumaco, Nariño, que él dirigía; de ahí que fuera la oficial mayor de el despacho y no él como titular, quien estuviera al frente.


Al parecer, el juez Ponce intentó incriminar a su inferior jerárquica en la concesión de la petición de libertad y por eso, dice el expediente, elaboró la providencia con el propósito de propiciar la salida de prisión del supuesto narcotraficante, pero con la rúbrica de la oficial mayor, quien figuraba entonces como la única competente para estar encargada del Juzgado.


Aparentemente, el juez volvió a su oficina por unos días, so pretexto de permitir a su reemplazante desplazarse por un tiempo a Pasto; ese habría sido el momento propicio para redactar la decisión que luego repartió para su firma a la oficial mayor, sin que esta se hubiera percatado de que se trataba de un extraditable capturado tras una ardua investigación, que si bien había sido adelantada por autoridades penales nacionales se dio gracias a la información enviada por organismos de los Estados Unidos.


Así las cosas, la funcionaria que reemplazaba al juez habría terminado avalando una irregular decisión judicial sin siquiera saber que lo que estaba en juego era uno de los logros más importantes alcanzados por la Policía Judicial en su propósito por desmantelar la banda narcotraficante de ‘los comba’.


Ni la Fiscalía ni quien en ese momento figuraba como titular del Juzgado Primero Municipal de Familia de Tumaco estaban enterados de que estaba próxima a suscitarse la frustración de la captura de un extraditable, como lo era ‘La Ketty’, pero más sorpresivo e irónico fue el desenlace de su salida de la prisión, pues en las puertas de la cárcel de Máxima Seguridad de Cómbita, Boyacá, fue detenido nuevamente, en cumplimiento de otra orden de captura expedida por un fiscal en su contra.


Así no solo se frustró la salida de la cárcel del supuesto capo narcotraficante sino que empezó a hacerse evidente la estratagema jurídica de la que dispuso Valencia Portocarrero para burlara a las autoridades.


Responsable o no de los hecho de corrupción que se le endilgan al juez Ponce, lo cierto es que no es la primera vez que La Ketty logra corromperá funcionarios judiciales pues, de hecho, el mismo día de su captura se produjo la detención de un fiscal que, como Ramiro Antury, fue pedido en extradición por la permanente colaboración que le habría brindado a los Comba desde el ente acusador.


Aparentemente, fue el mismo Marlon Valencia Portocarrero quien logró acordar con el investigador el pago de varias sumas de dinero, a cambio de información que permitiera al grupo del crimen organizado operar libremente, burlando los obstáculos de las autoridades
 

Temas relacionados