Cuatro guerrilleros de las Farc se entregaron al Ejército

Desertaron debido a los malos tratos y tras aprovechar un descuido de los cabecillas.

Cuatro guerrilleros de las Farc desertaron del grupo subversivo y se entregaron al Ejército en una zona rural del sur del país, informó esa institución.


Tres hombres y una mujer "escaparon y manifestaron su deseo de reincorporarse a la vida civil a través del Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado" (Padh), señala un comunicado oficial.


La deserción se produjo, en tres de los cuatro casos, cuando 'Durley', 'La Mona' y 'El Sobrino', dados "los malos tratos y tras aprovechar un descuido de los cabecillas (...) emprendieron la huida y se presentaron ante las tropas" en zona rural del municipio de Planadas, en el departamento del Tolima.


Los tres, con mas de diez años en las filas guerrilleros, pertenecían a la facción "Daniel Aldana" de las Farc.


El cuarto desertor fue alias 'Chepe Luis', un hombre de 40 años "que era utilizado por el terrorista alias 'El Abuelo', cabecilla de la cuadrilla 'Miller Salcedo', para el transporte de material de guerra e intendencia", señala el reporte oficial.


"Chepe Luis" permaneció por espacio de dos años al interior de las Farc y al temer por su vida "decidió acogerse a los beneficios del Padh" y se entregó también a las tropas en otra zona rural de Planadas.


Los ahora exguerrilleros entregaron fusiles, pistolas, un revólver, mas de 4.500 balas, 18 granadas, prendas de uso militar y materiales para la fabricación de explosivos.