Cuidado con tu salud íntima

Tener una alimentación balanceada, llevar un ritmo de vida saludable y lograr sentirnos bien con nuestro cuerpo son unos de los aspectos en que más invertimos tiempo y dedicación las mujeres.

Sin embargo, pocas conocen los cuidados que se deben destinar a temas como la salud íntima, vital para evitar problemas como las infecciones vaginales. Ellas te revelamos algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta para un apropiado cuidado de esta zona.

¿Qué es la salud íntima?

Se refiere a los cuidados que debe tener una mujer en su área genital, propensa a infecciones, alergias y enfermedades -incluso de trasmisión sexual- producto de la exposición de la vagina a elementos y texturas que aumentan el riesgo de contaminación. La sexóloga Sandra Alejo Fonseca, explica que para hablar de buenos hábitos en el cuidado del área íntima se deben diferenciar las etapas características de la mujer que determinan los cuidados que se deben tener:

Adolescencia

• Usar ropa interior preferiblemente de algodón.

• Evitar el uso de licras y sedas, cuyas texturas alteran el ph fisiológico de la mucosa vaginal

• No usar jabón con químicos

• Rasurar totalmente el área.

Embarazo y postparto:

• Lavar las prendas nuevas antes de utilizarlas, pues en éste periodo la mujer es más susceptible a contraer infecciones.

• Evitar las duchas vaginales.

• Utilizar protectores íntimos para mantenerse limpia.

• Ante la picazón, el ardor, el dolor o la orina demasiado amarilla se debe consultar al ginecólogo.

Adultez:

• Asearse una vez al día con agua y jabón neutro o ligeramente ácido para no romper el equilibrio del PH vaginal.

• Darse un baño antes y después de tener relaciones sexuales.

• Tener en cuenta que algunos medicamentos como los antibióticos dejan sin defensas al organismo siendo más propenso a contraer infecciones.

Recomendaciones generales:

• Cambiar constantemente la toalla higiénica durante los días del periodo

• Si acostumbra a usar tampón no lo deje durante la noche.

• Tener cuidado con los elementos con los que se depila o los sitios donde acostumbran a hacerlo.

• Asesorarse de un médico ginecólogo que la oriente sobre planificación.

• No lavar la ropa con detergentes, algunos contienen níquel y puede causar infecciones.

La importancia de la higiene íntima

Hay zonas del cuerpo que son más propensas a contraer infecciones, como el aparato genital femenino. Los diversos cambios fisiológicos, que se acompañan de variaciones en la flora bacteriana y otros elementos del ecosistema vaginal, hacen que sea indispensable mantener el equilibrio en esta parte del cuerpo para prevenir no solo las infecciones sino también las irritaciones o la proliferación de bacterias productoras de enfermedades. La mejor manera de protegernos es con una buena limpieza, pero no solo con aguay jabón. Es necesario el uso de productos que respeten el pH de la zona íntima. Lactacyd es un jabón especializado que, además de proporcionar limpieza y frescura, evita la picazón, la irritación y las alergias. Según especialistas, el ácido láctico y el lactoserum, ingredientes de este producto, evitan las infecciones.

Temas relacionados