Culminan exhumaciones en fosas de Durango donde fueron hallados 201 cuerpos

Los fallecidos pueden ser víctimas de "ajustes de cuentas" y "secuestros" perpetrados por el crimen organizado.

Las excavaciones que lleva a cabo el Ejército en cinco fosas comunes en el estado mexicano de Durango, de las que se han extraído un total de 201 cadáveres desde principios de abril, culminaron el jueves, informaron fuentes oficiales.

En la mañana del jueves fueron hallados ocho cadáveres en una fosa y unas horas después las autoridades encontraron otros cinco cuerpos en ese estado del norte de México, dijeron a Efe fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública duranguense.

Los últimos cinco cadáveres fueron recuperados por el Ejército en un terreno ubicado en el barrio Valle del Guadiana, en la ciudad de Durango, capital de estado del mismo nombre, el cuarto más pobre del país.

En el casco urbano de esa ciudad fueron excavadas tres fosas más, mientras que la quinta se ubicó en la zona rural del municipio de Durango, en el área de San Ignacio.

Las mismas fuentes explicaron que el Ejército ha comunicado a las autoridades locales que ya finalizó las tareas de búsqueda de cuerpos en esas cinco fosas.

Según el gobernador de Durango, Jorge Herrera Caldera, la mayoría de los fallecidos pueden ser víctimas de "ajustes de cuentas" y "secuestros" perpetrados por el crimen organizado.

La cifra de personas encontradas en fosas en Durango supera los 183 cadáveres hallados en otras localizadas en San Fernando, en el nororiental estado de Tamaulipas.

Estos últimos correspondieron a víctimas de secuestro o de homicidios arbitrarios, la mayoría de ellos pasajeros de autobuses interurbanos interceptados por la organización criminal de Los Zetas.

Según algunos datos que han trascendido de las investigaciones, en algunos casos el móvil de la delincuencia era reclutarlos como sicarios, pero ante el rechazo de los secuestrados los mataron, aunque en otros se trató de asesinatos fortuitos.

En el caso de Durango algunos medios apuntan a que el cartel de Sinaloa, Los Zetas y la organización criminal de los hermanos Beltrán Leyva podrían ser los autores de las muertes.

Durango, que junto con los estados de Chihuahua y Sinaloa conforma el llamado triángulo dorado de las drogas en México, es considerado uno de los refugios del capo Joaquín "El Chapo" Guzmán, líder del cartel de Sinaloa.

Temas relacionados