Demanda en Nueva York acusa a Irán de estar implicado en 11-S

La acción judicial fue interpuesta por un grupo de familiares de siete víctimas de las Torres Gemelas.

Un grupo de familiares de siete víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE.UU. presentó una demanda en un tribunal de Nueva York en la que supuestamente ofrece pruebas “claras y convincentes” de que Irán estuvo “directamente implicado” en aquellos ataques terroristas.


Según los documentos presentados en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York que se pueden ver hoy en los registros electrónicos del sistema judicial estadounidense, “Irán proveyó de material a Al Qaeda antes, durante y después de los trágicos sucesos del 11 de septiembre de 2001, especialmente facilitándoles viajes y ofreciéndoles refugio”.


En esos documentos se asegura poseer el testimonio de antiguos miembros de los servicios de inteligencia iraníes que respaldan la “directa participación de altos oficiales del Gobierno de Irán en la planificación y preparación de los ataques del 11-S”.


Los testimonios de esos exoficiales iraníes, cuyos nombres no fueron facilitados, se presentarán bajo secreto de sumario como prueba clave de la demanda, que busca una compensación para los familiares de las siete víctimas de esos atentados que acabaron con la vida de cerca de 3.000 personas.


“Hoy, casi una década después de los ataques que se llevaron la vida de tantos de nuestros seres queridos, creemos que las familias de las víctimas del 11-S y todos los estadounidenses merecen saber la absoluta verdad sobre la complicidad de Irán”, dijo en un comunicado tras presentar la demanda uno de los abogados de las víctimas, Thomas Mellon.


Los demandantes aseguran que Imad Mughniyah, el que fuera jefe del grupo libanés Hizbulá hasta que fue asesinado en Siria en 2008, fue el principal enlace entre los líderes iraníes y el grupo terrorista Al Qaeda, de forma que Mughniyah “jugó un papel activo en planear los atentados” del 11 de septiembre.


Según los testimonios de los exoficiales iraníes, tanto Mughniyah como diferentes altos mandos del Gobierno iraní ayudaron a líderes de Al Qaeda a escapar de Afganistán cuando Estados Unidos entró en ese país tras los atentados del 11-S, al tiempo que se les ofreció un refugio en Irán.


“Las pruebas de la implicación de Irán con Al Qaeda en los sucesos del 11 de septiembre es como tratar de unir un gran rompecabezas donde muchas de las piezas han desaparecido y nunca van a ser encontradas. De cualquier forma, la imagen de la complicidad de Irán y Hizbulá no puede ser rebatida seriamente” , manifestó el abogado de los demandantes.


Mellon añadió que la demanda se basa en entrevistas con decenas de personas a lo largo de nueve años, así como la revisión de cientos de documentos y la consulta con diferentes expertos, entre ellos los responsables de la Comisión parlamentaria de EE.UU. que investigó los ataques del 11-S.


En febrero de 2002, este mismo grupo de familiares de víctimas presentó una demanda en Washington contra Osama bin Laden, Irak, Irán y numerosos bancos en busca de una compensación económica de unos 100.000 millones de dólares en la que se pedía además que se congelasen todos los fondos de esas entidades para evitar que fueran usados por grupos terroristas para realizar atentados.


Los atentados del 11-S causaron la muerte de alrededor de 3.000 personas en Nueva York, Washington y Pensilvania.


Fueron perpetrados por terroristas que estrellaron aviones secuestrados contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono.


Un cuarto avión cayó en una zona rural del vecino estado de Pensilvania.
 

últimas noticias