Denuncian carrusel laboral en la ETB

Según el concejal Julio César Acosta, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá habría invertido “de manera irregular” más de $12 mil millones en el Plan de Retiro Voluntario.

Este jueves el cabildante Julio César Acosta hizo una grave denuncia relacionada con un “manejo irregular de más de 12 mil millones de pesos por parte de la ETB en el Plan de Retiro Voluntario”.

De acuerdo al concejal, la gerencia de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá invirtió esos recursos en el retiro voluntario de 34 directivos y según Acosta, “por tratarse de cargos de libre nombramiento se pudieron haber despedido y pagado con las prestaciones que estipula la ley”.

La denuncia fue hecha luego de realizar una rigurosa investigación en la cual “se logro establecer un verdadero carrusel no solo de la contratación como ya es común en la capital, sino también un carrusel laboral; en el que la corrupción, y el nepotismo de algunos funcionarios contribuyó al descalabro de la empresa de telecomunicaciones”.

La ETB se rehúsa a suministrar la información a esta Corporación alegando su condición de empresa de servicios públicos regida por el régimen jurídico del derecho privado para sus actos y contratos y que los documentos solicitados gozan de reserva, opinión que no comparto teniendo en cuenta que la información que se solicita no tiene que ver con el giro ordinario de los negocios de la empresa”, dijo Acosta, quien a su vez señaló que a pesar de esa situación “se encontró una total falta de planeación para la ejecución del Plan de Retiro Voluntario (PRV), ya que solo se limitaron a aplicar el plan del 2005 incluyendo los trabajadores integralizados, sin demostrar cuál es el ahorro para la entidad por el número de contratos de suministro de personal con empresas temporales”.

El cabildante indica que en la ETB “no hay un verdadero control por parte de la empresa sobre los pagos de la seguridad social, arp, y sueldos de los trabajadores contratados por medio de esas empresas temporales que suman cerca de 10.000. Lo cual demuestra un total desgreño administrativo y una ausencia gerencial para realizar una efectiva interventoría en los contratos”.

“A esto le sumamos el retiro de trabajadores con fuero sindical excluidos del plan de retiro, la indemnización de trabajadores con salario integral, el retiro de personal con derecho a pensión y la bonificación de los gerentes que ascendió a la suma $6.527.182.858 millones; algunos de ellos con sumas alrededor de 450 millones de pesos, cuando la Junta directiva expresamente en el acta que aprobó el plan de retiro exceptúa a los de dirección teniendo en cuenta que estos se asemejan a los de manejo y confianza. Igualmente a los directores se les canceló una bonificación de$3.063.518.296 millones”.

El 13 de junio la Contraloría de Bogotá anunció una investigación por anomalías en el Plan de Retiro Voluntario de la ETB. Según el ente de control, se evidenciaron irregularidades en la asignación de una póliza exequial así como de trabajadores que según el PRV no tendrían derecho y que fueron incluidos como beneficiarios del mismo, lo cual ocasionó un presunto detrimento al patrimonio del Distrito Capital en una cuantía de $228.378.774.

Para el equipo auditor existió una clara omisión a lo aprobado por la Junta Directiva en Acta No. 195 de julio 26 de 2010 y Directiva No. 00578 de agosto 5 de 2010 emanada de la Presidencia de la Empresa, (en las que se establecieron las instrucciones, condiciones y procedimientos para la implementación del PRV), al conciliar con trabajadores que según el PRV no tendrían derecho, y que sin embargo, la Empresa los incluyó como beneficiarios del mismo.
 

Temas relacionados