Denuncian "caza de brujas" contra periodistas en Perú

Reporteros Sin Fronteras calificó de grave el hecho ya que el país está en pleno proceso electoral.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció el viernes en París una "caza de brujas" contra periodistas en Perú antes de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que disputarán los candidatos de izquierda Ollanta Humala y de derecha Keiko Fujimori.

"La preferencia editorial por uno u otro candidato no impide en lo absoluto una cobertura pluralista de la campaña, y no justifica en lo mas mínimo una 'caza de brujas'", afirmó RSF en un comunicado difundido en París.

La entidad defensora de la libertad de expresión pidió a los candidatos que el 5 de junio disputarán la segunda vuelta que "mantengan los compromisos suscritos en la campaña en favor de la libertad de prensa", y advirtió que la actual situación "contamina el debate democrático".

"Nada es definitivo en la batalla por la segunda vuelta presidencial (...) Sin embargo, a tres semanas de las elecciones, la campaña electoral ha evidenciado efectos desastrosos para la prensa nacional", afirma RSF.

En su extenso comunicado explica que el asunto "más grave" se refiere al director del diario La Primera, César Lévano, y al presidente del directorio, Arturo Belaúnde, que recibieron coronas fúnebres en el local del periódico.

Recuerda que un centenar de simpatizantes de Humala atacaron al conductor de un programa del Canal N, Jaime De Althaus, aunque aclara que el vocero del candidato de Gana Perú condenó inmediatamente lo ocurrido.

"Los medios de comunicación tienen una parte de responsabilidad en este clima preelectoral", considera RSF, que fustiga los despidos de periodistas que trabajaban para empresas periodísticas a favor de uno u otro candidato.

"Se han multiplicado las renuncias y despidos entre las dos vueltas", insiste RSF, que califica tales situaciones de "humillaciones".

La entidad sostiene que "la libertad de prensa ha dado un grave paso atrás en Perú" con el asesinato, el 3 de mayo pasado, de Julio Castillo Narváez, conductor de un programa de Radio Ollantay y recuerda que dos periodistas están en la cárcel en Perú acusados de difamación.