Denuncian que Gadafi sigue en el poder porque usa escudos humanos

Los rebeldes aseguran que el líder libio disponen de reservas de petróleo importantes que le permitirán resistir durante mucho tiempo.

El coronel Muamar El Gadafi continúa en el poder en Libia porque utiliza escudos humanos para protegerse de los bombardeos, pero su régimen se está desplomando, aseguró hoy a Efe el miembro del Consejo Nacional Libio de Transición Ali Abu el Kacem, que visita estos días Rabat.

El Kacem afirmó que "las tropas de Gadafi utilizan a los ciudadanos como escudos humanos para proteger sus instalaciones militares de comunicación en los territorios que están bajo su control" y "retrasar el avance de los revolucionarios libios".

"Gadafi ya no tiene un régimen, solo tiene bandas armadas integradas por mercenarios que propagan el salvajismo en las ciudades que están bajo su dominio", añadió.

Explicó que los habitantes de Trípoli "están prácticamente retenidos" y "quienes defienden a Gadafi con armas son las bandas y los mercenarios que actúan por dinero".

Abu el Kacem sentenció a Efe que "la misión de la OTAN es proteger a los civiles, y Gadafi se aprovecha de las precauciones que toma esta organización internacional para establecer instalaciones militares en el centro de los barrios" residenciales para evitar que sean bombardeadas.

"Si no fuese por la presencia de la OTAN, algunas ciudades habrían desaparecido del mapa, como, por ejemplo, Bengasi", subrayó.

Agregó que "el Consejo Militar, establecido por los revolucionarios en el este de Libia, dialoga con la OTAN para realizar pronto operaciones conjuntas y avanzar hacia el oeste, donde se encuentra la capital, Trípoli".

El responsable del Consejo Nacional de Transición señaló que las brigadas de Gadafi utilizan también las mezquitas y los hospitales para lanzar misiles, lo que dificulta la lucha de los rebeldes.

Aunque las refinerías de petróleo están paralizadas, Abu el Kacem aseguró que los revolucionarios todavía disponen de reservas de petróleo importantes que les permitirán resistir durante mucho tiempo.

Por otro lado, subrayó que "los rebeldes han conseguido armas en los arsenales militares de Gadafi", y no las han recibido del exterior: "Ahora necesitamos ayuda militar para proteger a los civiles", indicó.

Destacó que desde que comenzó la revolución "ha llegado ayuda humanitaria en forma de medicinas y alimentos de varios países, como Francia, Italia, Catar, Emiratos Árabes y Kuwait", y agradeció "la solidaridad con el pueblo libio".

Por último, dijo que el objetivo de la revolución es establecer "un Estado constitucional, independiente, en el que los poderes estén separados, que respete las diversidades internas, como la identidad árabe y bereber, y que se ajuste al derecho internacional".

"Las grandes decisiones sobre el futuro de la nueva Libia serán tomadas en un congreso nacional libio en el que participarán todos los sectores de la sociedad y que tendrá lugar cuando triunfe la revolución", concluyó.

 

últimas noticias