Destinos para la tranquilidad de las familias

Elegir dónde pasar las vacaciones cuando se viaja con niños no es fácil. Por eso, seleccionamos los destinos que ofrecen planes ideales para la diversión tanto de los adultos como de los más pequeños.

La magia de Eurodisney

París, la ciudad de los enamorados, también tiene una opción para las familias con bebés, niños y adolescentes. Evocando el parque de Orlando, Eurodisney es el escenario indicado para unas divertidas vacaciones.

Como un complejo que lo abarca todo, este espacio cuenta con los cinco mundos mágicos, donde las distintas atracciones se roban el protagonismo, igual que los personajes clásicos como el ratón Mickey y el pato Donald, que atrapan a cuanto pequeño se les acerque para darles un abrazo mientras desfilan.

Allí no se puede dejar de ir al Big Thounder Mountain, un tren que va a toda velocidad, ni al área de ‘Toy Story Playland’, en la que los juguetes cobran vida.

Además, en la búsqueda de la tranquilidad y la comodidad para los padres, hay un centro del cuidado del bebé, donde se pueden preparar teteros y comida, hacer cambios de pañales. Adicionalmente, en distintos puntos del parque hay la posibilidad de alquilar coches.

Otro de los servicios  es el ‘baby switch’, en el que se propone un cambio de turno para los padres que desean montar en algunas de las atracciones que no son aptas para los niños. Entonces, mientras el papá se queda con ellos, la mamá puede subir a disfrutar y luego puede ir él sin necesidad de hacer fila de nuevo. Y como si fuera poco, los hoteles cuentan con todas las posibilidades para hacer entretenida su estadía.

Las playas de Panamá

Un resort es una de las alternativas más comunes en las familias, porque lo incluye todo. No hay que estar pensando a dónde ir a comer o a bailar. Uno va con la seguridad de que habrá relajación y a la vez relajo.

Quienes eligen como destino al Royal Decameron Golf Beach Resort & Villas de Panamá esperan tener una experiencia placentera que brinde espacios recreativos para los niños y la pareja.

 Este hotel, ubicado a 90 minutos de la ciudad de Panamá, posee largos kilómetros de playa blanca perfecta para los deportes náuticos o para recibir el sol. También se puede  jugar en el campo de golf y gozar en las ocho piscinas dispuestas para personas de todas las edades.

Si lo que usted quiere es divertirse, en las noches puede ir a cualquiera de las discotecas o casinos, o agendarse para ver uno de los tantos espectáculos.

En este espacio puede hacer lo que quiera las veces que sean necesarias para que se sienta descansado. A los niños les tienen actividades especiales para su placidez.

Parques en Orlando

Cuando uno es padre y piensa en parques temáticos se le vienen a la mente las filas eternas, el sol o esa extraña sensación de que las vacaciones no representarán descanso. Sin embargo, al ver las sonrisas de los niños que se cautivan con el mínimo efecto de alguna atracción, esa realidad que antes parecía trágica deja de serla. Además, los sitios ofrecen programas especiales para las familias precisamente para que todo ese ajetreo, que se aumenta en temporadas altas, pase inadvertido.

Orlando es uno de los lugares indicados para las vacaciones con niños o adolescentes. La cantidad de parques que existen se adapta a cualquier interés, a cualquier familia. Así, no sólo estará el infaltable Disney World en la agenda, sino Sea World, Busch Gardens, Discovery Cove o Universal Studios. Asimismo, hay distintos sitios para comer, comprar, disfrutar de música en vivo y adentrarse en un mundo donde la naturaleza y los animales están igualmente cerca.

Cruceros y aventura

En los cruceros de Royal Caribbean International existe un programa adecuado y gratuito para las familias llamado Adventure Ocean, con el que se pretende dar dosis de diversión a los niños mediante el aprendizaje.

Aunque cada uno de los planes cambia según la trayectoria del barco, existe una misma consigna: enseñarles sobre las costumbres locales. Los pequeños viajeros  hacen algunos experimentos científicos y  tiene la oportunidad de conocer nuevos amigos. Los únicos que no se aceptan son los que todavía están en pañales. La condición es simple: si puede ir al baño solito, está adentro.

De esta forma, los padres tendrán tiempo libre  y sus hijos disfrutarán de una comida elaborada especialmente para ellos, verán programación infantil, tendrán áreas de diversión y para los más grandes estarán abiertas las discotecas.

Con un acompañamiento del staff, el cual está altamente capacitado en educación, recreación y deporte, los niños y jóvenes (de 3 a 17 años) podrán llevar a cabo varias actividades como karaoke, patinaje en el  hielo o juegos en la playa. El entretenimiento será dentro y fuera del barco para que al final, con unos cupones que irán acumulando a lo largo de los días, reciban increíbles premios sobre su estadía en el crucero.

Otra de las ventajas para los interesados es que podrán pagar servicio de niñera, que cuesta alrededor de US$10 la hora y dependerá de la edad y el número de niños.

A estas ventajas se  suman  todas las posibilidades que existen en un crucero: conocer varios lugares del mundo, escuchar música en vivo, deleitarse con espectáculos variados cada noche y relajarse.

La idea es crear las mejores vacaciones para toda la familia, en las que se compartan instantes, pero cada uno pueda entretenerse de la forma que más le guste.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Destinos recomendados para ver las estrellas