Destituido el alcalde de Bucaramanga

Fernando Vargas no podrá ejercer cargos públicos durante los próximos 10 años.

Dos contratos que superan los 1.000 millones de pesos le valieron la destitución al alcalde de Bucaramanga Fernando Vargas, quien además permanecerá inhabilitado para ejercer cargos públicos durante 10 años, por decisión de la Procuraduría General de la Nación.

La misma decisión cobija a la secretaria de Desarrollo Social de la capital santandereana, Paola Carvajal, cuya inhabilidad se extenderá por dos años más que la que cobijó al burgomaestre.

El Ministerio Público comprobó las irregularidades que se presentaron en la celebración de un contrato por 900 millones de pesos con la firma Unipaz para capacitación de docentes y dotación de herramientas tecnológicas y otro por 97 millones con Funastec para la instalación de sonido, animación y show de mariachis.

En el proceso también resultó afectado disciplinariamente el secretario de Educación de Bucaramanga Luis Alfonso Montero Luna, quien fue suspendido e inhabilitado en el ejercicio de las funciones propias de su cargo durante seis meses.