Detienen al criminal de guerra Ratko Mladic

Era buscado desde hace años por por su papel en la matanza de Srebrenica que dejó más de 8.000 muertos durante la Guerra de Bosnia.

El exgeneral serbobosnio, Ratko Mladic, buscado desde hace años por el Tribunal Penal Internacional (TPI) para la exyugoslavia por genocidio por su papel en la matanza de Srebrenica, ha sido detenido la mañana de este jueves en Serbia.  El presidente serbio, Boris Tadic, se encargó de anunciar el arresto del exjefe de los serbios de Bosnia en una conferencia de prensa ofrecida en Belgrado.

"Esta mañana temprano, Ratko Mladic fue detenido en territorio serbio", afirmó el presidente, aunque sin precisar el lugar exacto del arresto de Tadic, uno de los presuntos criminales de guerra más buscados por el TPI.

"El proceso de extradición está en curso" hacia La Haya, donde tiene su sede el TPI, que inculpó a Mladic de genocidio por su papel durante la guerra de Bosnia (1992-1995), añadió el presidente.

Este arresto es el "resultado de una cooperación completa entre Serbia y el Tribunal de la Haya. Hoy día, cerramos un capítulo de la historia de nuestra región que nos llevará hacia una reconciliación completa", agregó el presidente.

En una primera reacción, los familiares de las víctimas de Srebrenica, donde fueron matados cerca de 8.000 musulmanes en 1995, se declararon "aliviados" por la noticia.

Mladic es considerado uno de los principales artífices de la política de "limpieza étnica" en Bosnia, junto con el expresidente serbobosnio Radovan Karadzic, detenido en julio de 2008 también Serbia.

Inculpado por genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad por el Tribunal Penal Internacional (TPI) para la exyugoslavia en 1995, el general Mladic, de 68 años, es objeto de un mandato de detención internacional desde 1996.

En julio de 1995, las tropas que el general tenía a sus órdenes se apoderaron del enclave musulmán de Srebrenica, que se hallaba teóricamente bajo protección de fuerzas de la ONU, e hicieron estragos, acabando con la vida de casi 8.000 musulmanes desarmados.

Su detención fue anunciada unas horas antes por la radio y televisión serbia B92. Según este medio de comunicación, las autoridades serbias estaban controlando la identidad del detenido que se identificó como Milorad Komadic.

Tras la confirmación de la detención, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, pidió que Mladic sea trasladado inmediatamente a La Haya.

Momentos antes, la Comisión Europea dijo "tener todos los motivos para pensar" que el presunto criminal de guerra serbio había sido detenido.
"Pero esperamos la confirmación", dijo la portavoz para las cuestiones relacionadas con la ampliación de la Unión Europea (UE), Natasha Butler.

"Si es cierto, consideraríamos que Serbia entendió la importancia de una cooperación total" con la justicia internacional y que decidió "avanzar concretamente por la vía europea", añadió.  Los europeos insisten desde hace años en la necesidad de que el ex jefe militar fuera detenido para que Serbia demostrara su colaboración con el TPI y que su candidatura a la adhesión a la UE pudiera avanzar.

Belgrado espera lograr el estatuto de candidato a la UE de aquí a finales de año.

Mladic era la principal personalidad todavía buscada por el TPI. Otro ex dirigente de los serbios de Croacia, Goran Hadzic, se encuentra todavía prófugo.

A principios de mayo, el fiscal del TPI, Serge Brammertz, dijo a principios de mayo, durante una visita a Belgrado, que Serbia "podía y debía hacer más" para detener a Mladic.

En su próximo informe, que debía presentar al Consejo de Seguridad, Brammertz tenía previsto quejarse de los esfuerzos serbios por encontrar a Mladic, según informaciones publicadas recientemente en la prensa.

Temas relacionados