Deudas tienen en coma a hospitales

Las deudas a los 22 hospitales del Distrito, que hoy superan los $500 mil millones, mantienen en riesgo al sistema de salud de Bogotá.

Así lo reconoció el secretario de Salud,  Héctor Zambrano,  pero al mismo tiempo insistió en que el tema no es nuevo y  que  las carteras son  un problema estructural de la salud, no sólo en la capital sino  en todo el país.

Según Zambrano, la cartera actual de los hospitales es de $550 mil millones. Por su parte, el concejal Jorge Ernesto Salamanca asegura que    la cifra es de $614 mil millones y que sólo siete hospitales del Distrito tienen cuentas por cobrar de $421 mil millones, lo que representaría  70% de la cartera de todos los centros asistenciales de la capital. 

Los hospitales más perjudicados por los deudores son  Simón Bolívar, Tunal y Kennedy.  El cabildante advierte que esta situación de iliquidez hace que los hospitales “estén funcionando a media marcha”,  que se afecte la calidad en el servicio y se generen retrasos en el pago de nómina a los empleados. Agrega además que la millonaria  cartera incrementa los costos de administración y genera mayores gastos  en la compra de suministros y medicamentos.

La dificultad es clara, pero para el secretario de Salud revela la gran capacidad del sistema hospitalario del Distrito,  que sigue funcionando aún con  el déficit por cartera, al contrario de muchas ciudades del país que han tenido que cerrar diferentes centros asistenciales por esta causa.

Entre los mayores deudores de los hospitales en Bogotá están las EPS. Sólo el régimen subsidiado le adeuda al sistema    $ 250 mil millones; entre los morosos figuran además los entes territoriales, con una deuda de $110 mil millones, y hasta  el Inpec, con  $5 mil millones. En cuanto a las deudas del Fondo Financiero de Salud, denunciadas por Salamanca, Zambrano asegura que éstas no existen  y que, por el contrario, el Fondo es el mejor pagador.

Una de las grandes preocupaciones hoy es la recuperación del dinero. Al respecto, Zambrano señala que la Secretaría de Salud  viene trabajando con la Procuraduría para lograr los pagos de  las EPS y que  ya se han venido firmando acuerdos.  Sin embargo, también reconoce que la situación se complica debido a que las EPS justifican su deuda  por  los atrasos del  Fosyga con sus pagos.

Para evitar que la cartera siga siendo el dolor de cabeza de los hospitales en el país, Zambrano insiste en la eliminación de los copagos, que hoy adeudan al sistema $90 mil millones, y más atención a la base de datos de las prestadoras de salud para tener mayor control de los movimientos de los usuarios y evitar el desorden del sistema, que en últimas termina generando más deudas.

 

últimas noticias

¿Qué pasó con el hardcore en Bogotá?

Agilizar la calle 13, problema de peso