Dictan medida de aseguramiento contra María del Pilar Hurtado

Tribunal Superior de Bogotá acogió el llamado hecho en ese sentido por la Fiscalía General de la Nación.

El Tribunal Superior de Bogotá avaló la petición de la fiscal General de la Nación, Vivianne Morales, y del procurador Judicial Jorge Alberto González de  cobijar con medida de aseguramiento a la exdirectora del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, María del Pilar Hurtado.

El magistrado Luis Fernando Ramírez consideró que le asistía razón a la Fiscalía cuando afirmaba que el hecho de que la indiciada se hubiera refugiado en territorio extranjero demostraba su interés en evadir a las autoridades colombianas en este proceso, por cuanto se demostraba la poca convicción acerca de su comparecencia voluntaria a las audiencias que motivaran el caso.

Aseveró, igualmente, que aún cuando es factible que Hurtado no haya hecho más que proseguir con un procedimiento que ya había sido ordenado en administraciones anteriores o impartido desde otras instancias, las calidades de su cargo le exigían y le permitían además tener claridad de que los seguimientos eran abiertamente ilegales, pues no estaban precedidos de la orden de ningún juez de Garantías, como lo exige la Ley.

Ramírez añadió que “es quererse engañar a ellos mismos” el afirmar que las operaciones ordenadas en contra de los magistrados de la Corte Suprema no buscaban obtener información de ellos sino de personas presuntamente vinculadas con el narcotráfico que pretendían infiltrar a las máximas instancias de la Justicia.

En ese sentido, dijo, los defensores omitieron referirse a los seguimientos ilegalmente practicados a los bienes y movimientos financieros de integrantes de esas colegiaturas y sus abogados que se adelantaron desde la Unidad de Información y Análisis Financiero, Uiaf; para el magistrado de Control de Garantías, se trata de un argumento más para controvertir el que los persecutores de las cortes en realidad buscaran blindarlas ante el probable acecho de la mafia.

A Hurtado se le señala de tener responsabilidad en los cargos de concierto para delinquir agravado, violación ilícita de comunicaciones, abuso de función pública, peculado por apropiación y falsedad ideológica en documento público, por las órdenes que habría emitido para adelantar seguimientos ilegales en contra de periodistas, magistrados y líderes políticos opositores.

Tras la determinación del juez de cobijar con medida de aseguramiento a la exdirectora del DAS,  se solicitará la expedición de una circular roja, a fin de que sea la Interpol la que le de captura, que podría hacerse efectiva en cualquier país del mundo, a excepción de Panamá, donde la exfuncionaria goza de asilo territorial.