Dimayor aplazó sanción al Deportivo Cali para los cuartos de final

La comisión de disciplina decidió aplicar el artículo 58 "suspensión parcial de la ejecutoriedad de una sanción".

El ente regulador del fútbol colombiano se pronunció a través de la resolución número 019, en la que expresa los motivos por los cuales se tomó la decisión de permitir el ingreso de público al estadio del Deportivo Cali.

Cabe recordar que al onceno ‘azucarero’ le fue impuesta una sanción de 2 fechas a puerta cerrada por inadecuado comportamiento del público durante el partido Cali – América del 7 de mayo correspondiente a la fecha 15 de la Liga Postobón I 2011.

La Dimayor amparada en el artículo 58 “suspensión parcial de la ejecutoriedad de una sanción” consideró la petición del Deportivo Cali en cabeza de su presidente y decidió suspender la sanción, toda vez, que el equipo caleño ha implementado varias medidas de autorregulación para garantizar el normal desarrollo de los partidos en el Estadio de Palmaseca.

Las medidas son las siguientes:

a. El cierre de las tribunas Sur y Norte del Estadio Palmaseca con el fin de evitar el ingreso de espectadores locales y visitantes que impliquen situaciones de riesgo para el desarrollo del espectáculo.

b. Para la efectividad de esta medida la Asociación Deportivo Cali se compromete también a elevar el costo de la boletería para las tribunas Occidental y Oriental.

c. En este mismo sentido se fortalecerán los operativos conjuntos con la Policía Nacional y demás autoridades locales en aras de ofrecer las necesarias garantías.

La Comisión de disciplina de la Dimayor adoptó la medida con base en el artículo 58 del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol el cual dispone lo siguiente:

Artículo 58.

Suspensión parcial de la ejecutoriedad de una sanción. El órgano que imponga la sanción de suspensión por partidos, prohibición de acceso a los vestuarios, de ingreso a los estadios, de ocupar el banco de sustitutos, ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol, jugar a puerta cerrada, en terreno neutral o prohibición de jugar en un estadio determinado, puede considerar si es posible suspender parcialmente la ejecutoriedad de la sanción impuesta.

Tal suspensión parcial solo cabe acordarse si la duración de la sanción no excede de seis partidos o de seis meses. Además, la apreciación de las circunstancias concurrentes debe permitirlo, teniendo especialmente en cuenta los antecedentes de la persona sancionada.

El órgano competente resolverá acerca de la extensión de la suspensión parcial. En cualquier caso, al menos la mitad de la sanción impuesta deberá cumplirse.

El órgano competente someterá al sancionado a un periodo de situación condicional, con una duración de seis meses a dos años.

Si en el transcurso del periodo fijado la persona favorecida por la suspensión de su pena cometiera una nueva infracción, tal suspensión será automáticamente revocada y recobrará vigor la sanción: ello sin perjuicio de la que se le imponga por la nueva infracción y de las disposiciones especiales que se puedan adoptar en ciertas circunstancias.

En los casos de infracciones de dopaje, esta disposición no es aplicable”.

5. Que en tales circunstancias, y dados los presupuestos previstos en la disposición anterior como el cumplimiento de una fecha de suspensión a puerta cerrada, que la sanción no tiene una duración superior a 6 partidos o 6 meses, y las circunstancias concurrentes, se suspenderá parcialmente la ejecución de la sanción impuesta por el periodo restante de la Liga Postobón II 2011, debiendo la misma hacerse efectiva en la primera fecha que la Asociación Deportivo Cali dispute como local en la Liga Postobón II 2011.

6. Que de conformidad con el artículo 58 del Código Disciplinario Único de la Federación Colombiana de Fútbol esta Comisión debe puntualizar que si en el periodo fijado de suspensión de la ejecución de la sanción, la plaza de la Asociación Deportivo Cali incurriera en una nueva infracción, tal suspensión será automáticamente revocada y recobrará vigor la sanción, ello sin perjuicio de la que se le imponga por la nueva infracción y de las disposiciones especiales que se puedan adoptar en ciertas circunstancias.