Distrito tiene siete meses para asignar 11.400 subsidios de vivienda

De los 15 mil que se han entregado en tres años, se han desembolsado 6.181.

La Administración Distrital se comprometió en su Plan de Desarrollo a habilitar 100.920 viviendas y a la fecha lleva 50.536. Actualmente, están en proceso constructivo 39.000 viviendas más.

En el programa ‘Mesa de Soluciones' están inscritos 78 proyectos que suman más de 39.000 viviendas sociales. De esas, 19.500 estarán habilitadas al finalizar este año, sin contar las que se generarán en los proyectos de Metrovivienda.

Bogotá produce la mitad de las viviendas sociales del país y 5,5 viviendas por cada 100.000 habitantes, valor cercano a las 6,1 que producen los países desarrollados y casi el doble de lo que se hace en Barranquilla o Cali.

La actual administración, a la fecha, ha asignado más de 15.000 y desembolsado 6.181 de los 26.400 subsidios con los que se comprometió. Todos estos hogares cuentan con la totalidad de los recursos necesarios para adquirir su vivienda.

A lo largo de estos tres años y medio, la ciudad ha habilitado 700 hectáreas en las que es posible construir más de 60.000 viviendas. Además, cerca de 5.000 hogares vulnerables se han beneficiado gracias a la titulación, el reasentamiento, el mejoramiento de vivienda y el banco de vivienda.

Hasta la fecha se ha cumplido con el 80% en el programa de mejoramiento de barrios adecuando el entorno de 127 comunidades, con la construcción de 46 obras menores de espacio público como andenes, vías peatonales, escaleras, rehabilitación y reconstrucción de pavimentos locales y redes de servicios públicos, lo que ha beneficiado a más de 100.000 personas.

Así mismo, 3.470 hectáreas de suelo susceptible de ser ocupado ilegalmente están siendo monitoreadas y 3.500 empresas de construcción e inmobiliarias están siendo vigiladas, con el fin de garantizar que el sector cumpla con todas las normas urbanísticas, de construcción, de venta y de arrendamiento.

Se han iniciado 4.466 investigaciones, de las 4.945 quejas que han puesto los compradores y arrendatarios de vivienda.