Diversión en Bogotá

La capital del país cuenta con una de las mejores y más variadas ofertas de entretenimiento. Parques, karts, paintball, museos y cines son algunas opciones que, sin importar la edad, garantizarán horas de alegría y esparcimiento.

Para muchas personas las vacaciones son sinónimo de playa, de piscina, de un clima más cálido o de realizar un viaje fuera del país para disfrutar del invierno en el Cono Sur del continente, en donde hay espectaculares pistas de esquí. Sin embargo, hay quienes por cuestiones económicas, de tiempo, compromisos laborales o simplemente por gusto deciden quedarse en la ciudad durante esta temporada de mitad de año.

Gracias a que Bogotá es uno de los lugares del país con una de las mejores y más variadas ofertas de entretenimiento, es posible programar unas vacaciones divertidas y con planes para todos los gustos, edades y bolsillos. Además, por estos días las lluvias parecen haber cesado un poco, lo cual permite disfrutar de caminatas en el Jardín Botánico o en parques como el Simón Bolívar o el de El Chicó, de una tarde de karts o de paintball a las afueras de la ciudad, de un recorrido por el centro histórico, una visita a Monserrate o un almuerzo campestre.

En aquellos días en los que no haya mucho sol o los ánimos no estén para hacer un plan al aire libre, se puede programar una tarde en Maloka, en donde no sólo se proyectan en el cinedomo películas en 3D, sino que también hay un sinfín de juegos interactivos para aprender de ciencia y medio ambiente.

Para los más pequeños está Divercity, una ciudad miniatura en la que se juega a representar los roles de los adultos, y aquellos que busquen un poco más de adrenalina pueden ir a parques de diversiones como Salitre Mágico o Mundo Aventura, los cuales tienen atracciones diseñadas para funcionar bajo la lluvia. También está Cici Aquapark, que cuenta con piscinas climatizadas y de olas, toboganes y juegos.

Los fines de semana, que es cuando los padres tienen más tiempo para compartir con sus hijos, hay programas muy agradables para gozarse en familia, como ver una función de marionetas en el Teatro Jaime Manzur o en la Libélula Dorada, hacer un recorrido en el Tren de la Sabana, visitar la Catedral de Sal de Zipaquirá, subir a La Calera a almorzar o a comerse un postre a la orilla de la carretera, hacer un asado en el Parque del Sopó, navegar en la Laguna de Tominé o simplemente disfrutar de un par de horas de deporte en la ciclovía.

No hay razones para aburrirse. Bogotá cuenta con una amplia y variada oferta de lugares para pasar ratos de alegría y esparcimiento con los amigos, solo o en familia durante esta temporada de vacaciones.

Para ver infografía, clic aquí

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Donde nadar con tiburones?

Aventura en los desiertos del Perú

Una aventura 4x4 por Quindío