División en el Concejo por venta de ETB

Bancadas ya empiezan a ordenar sus fichas en torno a la polémica privatización.

Pese a que Cristina Plazas, la alcaldesa ad hoc para la venta de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, anunció que aplazaría la entrega del proyecto de acuerdo que busca poner en venta las acciones que tiene el Distrito en la entidad, las bancadas ya empezaron a ordenar sus fichas en torno a la polémica privatización.

Mientras algunos concejales ya dan su aval al negocio, otros aseguran que no es conveniente que el Gobierno disponga de los bienes públicos de la capital en momentos en los que no se ha elegido el reemplazo de Samuel Moreno. El concejal Felipe Ríos insiste en que la venta es la única salida para salvar de la quiebra a la entidad, cuyas acciones no superan hoy los $500 cada una. Y aunque el Gobierno considera que llegó la hora de vender la empresa antes de que empiece a generar pérdidas —puesto que un reciente estudio demuestra que en poco tiempo ya no será competitiva— y que la junta directiva de la ETB manifestara que la venta es impostergable debido a que sólo una gran inyección de capital evitaría el derrumbe total de la entidad, otros concejales, como Jaime Caycedo, señalan que en los últimos diez años la ETB le ha dejado a la ciudad $1 billón 200 mil millones para inversión social y, de realizarse la venta, la ciudad perdería estos ingresos.

Temas relacionados