A dormir solito

A partir de los seis meses se recomienda que los bebés dejen el cuarto de sus padres. Los buenos hábitos son importantes para que los niños puedan aprender a conciliar el sueño.

Dormir puede convertirse en todo un acontecimiento cuando llega un bebé. Los padres no saben cómo incentivarles los buenos hábitos y, sobre todo, no tienen claro que el primer año de edad está lleno de cambios en ese sentido. El resultado: noches en vela, crisis, desesperación. El doctor Álvaro Franco explica que “hay procesos normales, como el de aprender cuándo es de día y cuándo de noche. Conciliar el sueño en principio es difícil para los bebés. Los desórdenes de sueño son excepcionales, algo distinto de los malos hábitos que se pueden corregir”.

Un bebé recién nacido duerme 20 de las 24 horas del día. Además no diferencia entre el día y la noche. Por esto es importante que las tomas nocturnas se den con poca luz y en silencio, así empiezan a diferenciar. Poco a poco el bebé pasa más horas despierto. En esta fase se recomienda que duerman en el cuarto de los papás pero en una cunita aparte. Así cuando llega a los 6 meses ya es capaz de dormir 6 horas seguidas.

Entre los 6 y los 12 meses, es hora de que el bebé pase a su propia habitación. Uno de los problemas más difíciles para los padres es que su hijo concilie el sueño solito en su cuarto. Hay muchas teorías al respecto, algunos apoyan la cama familiar hasta los dos años, otros lo desaconsejan. Ante el dilema de dejar llorar al niño hasta que caiga rendido, el doctor Franco aconseja: “Es necesario descartar causas médicas o climáticas que justifiquen el llanto”. Una vez aclarado que no tiene problemas de salud, entonces de manera amorosa hay que dejarlo que aprenda a dormirse solo.

Cuánto duerme tu bebé

Los niños cuando nacen duermen 20 de las 24 horas el primer mes. Esto va disminuyendo progresivamente. Al año duerme 14 horas. Entre los 2 y los 4 años duermen de 12 a 10 horas y en la edad escolar duermen 9 horas.

Para tener en cuenta

Para ayudar a los bebés desde los 6 meses a dormir alrededor de

6 horas seguidas debe tener en cuenta que:

Debe distinguir la noche del día. En las noches haga poco ruido y use poca luz.

Que no sienta hambre, a esta edad ya hay que iniciar la alimentación semisólida. En la tarde debe haber hecho comida.

Que no sienta frío ni calor.

Que esté seco y limpio. Use un pañal ultraabsorbente para la noche y revise cuidadosamente que no se haya hecho popó.

Consejo del especialista

Dormir con el bebé recién nacido es peligroso, existe el riesgo de que la mama lo asfixie en el sueño. Duérmalo siempre aparte, de medio lado. Use poca luz en las noches para que él distinga los cambios horarios y asegúrese de que no hay causas fisiológicas o médicas que le impiden conciliar el sueño.

Temas relacionados