"Educación no se mejora con paros": presidente chileno

Sebastián Piñera, que tiene baja popularidad, se refirió a la protesta de cerca de 100.000 personas.

El presidente Sebastián Piñera afirmó que la educación chilena, motivo este jueves de una masiva protesta de más de 100.000 personas en Santiago, no se mejora con paros ni manifestaciones y aseguró que anunciará una propuesta que recoge varios puntos planteados por los estudiantes.

"Los paros, las manifestaciones son legítimas; pero la educación no se mejora con paros ni con manifestaciones, se mejora con trabajo, con estudio, con responsabilidad, con compromiso", dijo Piñera tras la masiva protesta que reunió a más de 100.000 personas en el centro de Santiago.

La manifestación sigue a otra marcha que hace dos semanas congregó a cerca de 70.000 estudiantes en la capital chilena que exigen un mayor aporte fiscal a la educación. Las protestas se agudizaron hace tres semanas y mantienen hoy a unos 200 colegios y una treintena de universidades ocupados por sus estudiantes.

"Si queremos mejorar la educación, tenemos que hacerlo en forma educada, en forma reflexiva y en forma responsable, y ese es el compromiso de nuestro gobierno", agregó el mandatario, que hasta ahora no se había pronunciado sobre el conflicto educacional.

Piñera, que afronta la renovada efervescencia estudiantil con la menor popularidad desde que asumió el gobierno en marzo de 2010 (36%), anunció además que en los próximos días dará a conocer su propuesta para la educación superior. "En los próximos días, cuando haya un clima de mayor serenidad y de mayor reflexión, nuestro gobierno va a proponerle al país su política de educación superior que incorpora muchas cosas que están proponiendo los estudiantes", señaló el mandatario.

Los universitarios piden concretamente la revisión de una política de créditos privados para el financiamiento de las carreras, con intereses de mercado y que hace que al final de sus estudios acumulen una deuda similar a la de una hipoteca. "Mejorar la calidad de la educación es un imperativo moral. No va a ser fácil, va a requerir muchos recursos. El gobierno va a portar esos recursos, pero también va a requerir que los estudiantes estudien más y mejor, que los profesores enseñen más y mejor, que las familias se comprometan más con la educación de sus hijos", agregó Piñera.

Temas relacionados