EE.UU. denuncia muertes y torturas policiales en Haití y República Dominicana

Según el gobierno estadounidense, en ambos países persistieron las condiciones pésimas en las prisiones.

Estados Unidos denunció que durante el año 2010 hubo en Haití y en la República Dominicana muertes y torturas a manos de las fuerzas policiales, y persistieron las condiciones pésimas en las prisiones de ambos países.


En su informe anual sobre la situación de los derechos humanos en el mundo, el Departamento de Estado señaló que en los dos países se siguieron registrando casos de tráfico de personas, violencia contra las mujeres, discriminación contra minorías y una escasa aplicación de las leyes laborales.


Haití: En el país afectado en febrero de 2010 por un terremoto que dejó unas 230.000 personas muertas y centenares de miles damnificadas, ha habido "elementos de las fuerzas de seguridad que, ocasionalmente, actuaron independientes de las autoridades civiles".


"Los problemas de derechos humanos incluyen denuncias de ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo por agentes de la Policía Nacional Haitiana, e informes del uso excesivo de la fuerza contra los presos, hacinamiento y sanidad deficiente en las cárceles y un sistema judicial ineficaz", continuó el informe.


Asimismo, el año pasado hubo en Haití "una corrupción grave en todas las ramas del Gobierno, violencia y discriminación de la sociedad contra las mujeres, abuso de niños, tráfico humano y una aplicación ineficaz de los derechos de los trabajadores".


República Dominicana: El año pasado "hubo instancias en las cuales las fuerzas de seguridad actuaron independientes del control civil" y los problemas graves en ese país incluyeron ejecuciones ilegales, palizas y otros abusos de sospechosos, detenidos y presos".


El informe señala que en la República Dominicana hay aproximadamente un millón de inmigrantes que, en su mayoría, son haitianos o descendientes de haitianos y eso crea "un gran numero de personas que, a todos los efectos, no tienen patria".


"La corrupción (en la República Dominicana) es generalizada, y ha habido hostigamiento de ciertos grupos defensores de los derechos humanos, violencia y discriminación contra las mujeres, prostitución infantil y otros abusos de menores, tráfico de personas, y una aplicación ineficaz de las leyes laborales y las que regulan el trabajo infantil", apunta el informe.