EE.UU. le responde a Ecuador

Crece la tensión entre los gobiernos de Estados Unidos y Ecuador por cuenta de las filtraciones de cables de Wikileaks.

A la medida que tomó la administración de Rafael Correa de expulsar a la embajadora estadounidense, Heather Hodges, por haber enviado un cable en el que aludía a la corrupción en el interior de la policía ecuatoriana, Washington decidió responder igual. El secretario de Estado adjunto para América Latina, Arturo Valenzuela, le comunicó por teléfono al embajador de Ecuador en EE.UU., Luis Gallegos, que había sido declarado persona no grata y que debía abandonar el país inmediatamente.

La reacción del gobierno estadounidense fue criticada por varios analistas, que condenaron la decisión del Departamento de Estado. “Caer en una nueva crisis con Ecuador es un error garrafal, esto pudo haber sido manejado diferente”, explicó John Shellif, de la Universidad de Nueva York. Sin embargo, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, calificó la medida como absolutamente explicable. “Diplomáticamente es lo que se acostumbra a hacer cuando un embajador es declarado persona non grata”, dijo Patiño y explicó: “Se mantendrán encargados de negocios en ambos países y el máximo de colaboración posible”.