EE.UU. no ve a China como una amenaza económica

La jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton, insistió en la necesidad de una mayor cooperación entre las dos potencias.

“Algunos en nuestro país ven el progreso de China como una amenaza para nosotros y algunos en China creen que EE.UU. trata de frenar el crecimiento chino”, dijo Clinton durante la apertura de la tercera ronda de ronda de Diálogo Estratégico y Económico entre EE.UU. y China que se celebra hoy y mañana en Washington.

“Rechazamos ambos puntos de vista”, añadió Clinton, quien insistió en que las dos mayores economías mundiales tienen mucho más que ganar de la cooperación que del conflicto.

Insistió en que para ello es necesario que ambos países “trabajen juntos” para entender y resolver las tensiones existentes en la relación bilateral.

“De ahí que hayamos hablado de una mayor cooperación militar”, indicó Clinton, quien celebró el que esta tercera ronda de diálogo incluya por primera vez encuentros militares de alto nivel.

“El crear confianza mutua y respeto nos ayudará a resolver nuestros problemas compartidos”, afirmó la jefa de la diplomacia estadounidense, quien destacó que durante el encuentro en Washington se tratarán temas “muy importantes” en materia de seguridad.

Destacó, en ese sentido, que Pekín y Washington colaboran en la implementación de sanciones contra Irán para frenar las ambiciones nucleares del país y dijo que Washington buscará la ayuda china para lograr la “completa desnuclearización” de la península coreana.

La secretaria de Estado expresó por lo demás su “preocupación” por la situación de los derechos humanos en China y sacó a colación informes recientes sobre detenciones y desapariciones de defensores de los derechos humanos en el país.

Insistió, en ese sentido, en que las sociedades que respetan los derechos humanos son “más prosperas”.

La sesión inaugural contó también con la presencia del vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, el secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, así como el viceprimer ministro chino, Wang Qishan, y el consejero de Estado, Dai Bingguo.

Al igual que Clinton, Biden insistió en que el creciente protagonismo de China en la escena internacional es “positivo” no solo para el país asiático sino para el mundo en su conjunto y lamentó la situación de los derechos humanos en el país.

“La protección de las libertades y derechos humanos (...) es la mejor forma de impulsar la estabilidad y prosperidad a largo plazo en cualquier sociedad” , afirmó Biden
 

Temas relacionados

 

últimas noticias

El voto electrónico en Brasil

La bodega de la muerte en México