EE.UU. sanciona a Pdvsa

Otras seis compañías internacionales que mantienen relaciones comerciales con Irán también fueron cobijadas por las medidas de la secretaria de Estado Hilary Clinton.

La sanción impuesta por Estados Unidos a la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa),  terminó siendo más una advertencia que un castigo por sus relaciones con Irán.

Así lo advirtió el expresidente de Pdvsa, Luis Guisti, al señalar que la resolución expedida por la secretaria de Estado, Hilary Clinton, establece que “Pdvsa no podrá participar en ningún contrato directamente con el gobierno estadounidense, ni acceder a programas de financiamiento ni a tecnologías estadounidenses.”

Esto lo que significa es un saludo a la bandera, ya que sí podrá vender petróleo en Estados Unidos y vender refinados a través de su filial Citgo, que está presente en todo Estados Unidos.

El anuncio de la resolución fue hecho por el sub secretario de Estado James Steinberg, quien explicó que la sanción también se aplicó a PCCI (Jersey/Irán),

Real Oyster Group (Emiratos Árabes Unidos), Speedy Ship (Emiratos Árabes Unidos/Irán), Tanker Pacific (Singapur), Ofer Brothers Group (Israel) y  Associated Shipbroking (Mónaco).

De acuerdo con Guisti, actualmente Pdvsa vende entre 900 mil y un millón de barriles diarios de petróleo a Estados Unidos, así que de haberse presentado una sanción que prohibiera la importación de petróleo, se generaría un gran problema para Venezuela, ya que de la noche a la mañana no sabría a dónde despachar la producción.

Por su parte, refinadores de Estados Unidos tendrían problemas, que se podrían solucionar en muy corto tiempo con la compra de combustibles a otros países de la región.

Aproximadamente 10% de las importaciones estadounidenses de crudo provienen de Venezuela, quinto exportador mundial, con un millón de barriles diarios, según datos oficiales.

Estados Unidos también impuso sanciones contra 16 entidades e individuos extranjeros, incluyendo algunos de China, Bielorrusia, Irán, Corea del Norte, Siria y Venezuela, como parte de un esfuerzo para frenar la proliferación de armas de destrucción masiva.

El subsecretario de Estado agregó que “las sanciones fueron impuestas, según lo acordado para la no proliferación de las actividades en apoyo de las ADM (armas de destrucción masiva) y los programas de misiles en Irán, Corea del Norte y Siria".

La medidas están dirigidas a evitar que Irán desarrolle su sector energético, que a su vez se utiliza para financiar su programa nuclear, señaló Steinberg.

Esta situación al parecer no inquietará al alza los precios del petróleo, explicaron expertos del sector, quienes anotaron que si la sanción hubiera sido suspender la compra de combustible, esta sí hubiera podido impulsar el precio al alza.

En el paquete de sanciones, Hilary Clinton también incluyó a la  Compañía de Industrias Militares de Venezuela, la cual ya había sido sancionada en agosto de 2008, en el marco de la lucha contra la proliferación de armas.

Entre tanto el Gobierno venezolano calificó las sanciones como una intromisión estadounidense en Venezuela.

 

últimas noticias