EE.UU. se estaría arriesgando a una "profunda" crisis económica

El presidente del país, Barack Obama, señaló que en eso se caerá si no hay acuerdo sobre la deuda.

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió este lunes que Estados Unidos se arriesga a contraer una “profunda” crisis económica si republicanos y demócratas no alcanzan un acuerdo para aumentar el techo de la deuda antes del 2 de agosto.


El mandatario, que se dirigió a la nación desde la Casa Blanca para hablar sobre las estancadas negociaciones, se mostró confiado de que todavía “podemos alcanzar ese compromiso” y evitar así que Estados Unidos caiga en mora.


Obama dijo que la creciente deuda podría causar "serios daños" a la economía, en tanto criticó la actitud de los republicanos frente al tema, aunque confió en que un acuerdo es aún posible.


El mandatario se dirigió a los estadounidenses en momentos en que Estados Unidos encara el riesgo de una cesación de pagos por la falta de un acuerdo entre demócratas y republicanos para ampliar el limite de endeudamiento antes del 2 de agosto, cuando el país dejaría de cumplir con sus compromisos.


"Si seguimos en este camino, nuestra creciente deuda podría costarnos puestos de trabajo y causar serios daños a la economía", dijo Obama en un discurso ofrecido en horario central.


Obama pidió a los estadounidenses presionar al Congreso para lograr un compromiso sobre el manejo del elevado déficit fiscal tras considerar que la actitud de los republicanos ha llevado al país a una situación "peligrosa".  "Si usted quiere un enfoque equilibrado para la reducción del déficit, hágaselo saber a sus representantes en el Congreso", instó el mandatario.


No obstante la falta de acuerdos para acercar posiciones, Obama confió en lograr un acuerdo antes de la fecha límite. "Les dije a los líderes de ambos partidos de que deben llegar a un acuerdo en los próximos días, que puede ser aprobado por ambas cámaras del Congreso, un compromiso que yo pueda promulgar. Y estoy seguro de que podemos sellar este compromiso", dijo.


Momentos después del discurso de Obama, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que Estados Unidos "no puede entrar en cesación de pagos". Asimismo, advirtió que "el pueblo estadounidense no aceptará un aumento de la deuda sin recortes significativos en los gastos y una reforma".


Obama quiere que el Congreso aumente el límite de 14,3 billones de dólares de endeudamiento para que la administración siga pagando sus cuentas, pero los republicanos han exigido recortes drásticos del gasto sin aumento de impuestos para frenar el déficit.