Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 13 horas

El Abecé de la herramienta contra la corrupción

El presidente Juan Manuel Santos asegura que es la ley más importante que ha tramitado el Congreso, y afirma que se le pondrá coto a la corrupción.

Escándalos como la entrega irregular de subsidios para grandes empresarios del agro, que a su vez dividieron los predios para recibir más beneficios del programa Agro Ingreso Seguro; los sobrecostos e irregularidades en el sector salud, y el carrusel de la contratación de obras públicas en Bogotá, que tiene a los hermanos Moreno Rojas en aprietos, plantean un panorama sin precedentes en materia de corrupción en el país. Ante esta ‘hecatombe moral’, el Gobierno presentó a consideración del Congreso el estatuto anticorrupción que ayer cumplió su último debate.

Es el mismo presidente Juan Manuel Santos quien afirmó: “yo quisiera celebrar la aprobación del Estatuto Anticorrupción. Es un Estatuto que contiene 140 instrumentos para combatir la corrupción; un Estatuto que incluyó todo lo que las entidades de control solicitaron para hacer su labor más eficiente y más eficaz. Un Estatuto tal vez de lo más ambicioso contra ese flagelo”.

Para el Mandatario, “el fenómeno de la de la corrupción es como un cuerpo que se ha venido deteriorando y se le han venido tapando las venas y está a punto de tener un infarto. Lo que estamos haciendo es limpiando esas venas”.
Pero ¿cuáles son las herramientas que otorga el estatuto para enfrentar la usurpación de los recursos públicos?

Estas son algunas de las sanciones contempladas y cómo se aplicarían en la práctica:

- Prohíbe a quienes financien campañas políticas ser contratistas del Estado, por el período para el cual haya sido elegido el respectivo candidato. Esto evita que sea cooptado el presupuesto de los municipios, como sucedió con el apoyo económico de los primos Nule y algunos empresarios como Emilio Tapia, quienes respaldaron campañas y, a la postre, se vieron beneficiados con millonarios contratos de infraestructura.

- Se creó un capítulo especial para proteger los recursos de la salud, en el cual se establece el Sistema Preventivo de Prácticas Riesgosas Financieras y de Atención en Salud del Sistema General de Seguridad Social, lo que obliga a la Superintendencia a realizar una minuciosa inspección so pena de ser sancionados. Se establecen tipos penales severos como la estafa sobre recursos del sector salud, la especulación, el agiotaje de medicamentos, el peculado por aplicación diferente frente a recursos de la salud. Con estas medidas se hubiera podido evitar el reciente escándalo de sobrecostos e irregularidades y, de haberse dado, los responsables tendrían drásticas sanciones que no permiten beneficio de casa por cárcel ni reducción de condena.

- Como mecanismo de prevención y desarticulación de los carteles de corrupción, el estatuto plantea la realización de operaciones encubiertas donde agentes del Estado infiltren estas organizaciones criminales y sean puestos en manos de la justicia antes de que se presente una gran defraudación a los recursos públicos.

- Otro factor que generará el logró de mejores resultados de las investigaciones en menor tiempo, es la aplicación del principio de oportunidad y, en este caso, se apela al adagio popular de: “el que primero se arrodilla, primero se confiesa”. El estatuto contempla que, cuando existe una persona que ofrece plata y otra que la recibe, tanto el particular como el funcionario público, el que primero denuncie, queda eximido de la sanción penal siempre y cuando devuelva todo el dinero, ponga la denuncia y sirva de testigo. Además, se establece un procedimiento verbal expedito y ágil para las actuaciones disciplinarias y fiscales de manera tal que se disminuya la impunidad en las mismas.

- La premisa del estatuto anticorrupción es: el que la hace la paga, pero también la paga completa. Además de facilitar proceso expeditos, bajo ningún motivo, los implicados –funcionarios públicos o contratistas- tendrán el beneficio de casa por cárcel, las penas no son excarcelables, no tendrán beneficios de reducción de condena y se suspendería y cancelaría la personería jurídica de sus empresas.

Temas relacionados