El anhelado día real

Las expectativas mundiales sobre la ceremonia del enlace de la monarquía inglesa llegan hoy, en parte, a su fin.

Hoy, los ojos de millones de personas alrededor del mundo se posarán frente a sus televisores para seguir milímetro a milímetro la boda real del Príncipe William y Kate Middleton, que ha generado un revuelo mundial.

Fanáticos acamparon en las cercanías de la abadía de Westminster para ser los primeros en presenciar el desfile real y la entrada de los novios. El protocolo marcará el desarrollo de todo el evento. Aquí revelamos algunos de los detalles que corresponden al orden del día.

Celebración
Tras el saludo desde el balcón del Palacio de Buckingham, se celebrará el bufé por invitación de la reina, al que sólo asistirán 650 de los 1.900 invitados, y por la noche la celebración tendrá un carácter aún más privado con una cena y una fiesta ofrecidas por el príncipe Carlos, con 300 personas. El encargado de hacer el after party es el príncipe Harry, quien reservó tres habitaciones del Palacio de Buckingham, escogió al DJ y las bebidas para celebrar hasta el amanecer.

La torta
La tarta nupcial ha sido encargada a la repostera Fiona Cairns, que ha diseñado un pastel de fruta de varios pisos, decorado con nata y azúcar glas con motivos florales británicos. A eso se sumó una petición especial del príncipe Guillermo, que pidió una tarta de galletas y chocolates para la recepción del mediodía en el Palacio de Buckingham, cuya receta se utiliza desde hace generaciones en la familia real británica.

Luna de miel
No se conoce aún el destino. Los medios locales han sugerido numerosos posibles lugares, como Jordania, Australia, Kenia —país en el que Guillermo pidió la mano de Kate—, las islas Mauricio o incluso una propiedad real en el condado de Hampshire (sur de Inglaterra), donde tanto el príncipe Carlos —con Lady Di— en 1981, como la reina Isabel —con el duque de Edimburgo— en 1947, pasaron parte de sus lunas de miel.

El anillo
El príncipe Guillermo no llevará anillo de casado. Sí lo llevará su futura esposa. Será un anillo hecho con oro que la reina Isabel ha regalado a su nieto. De acuerdo con la tradición, el oro para los anillos de las bodas reales proviene de la mina Clogau St David en la localidad de Bontddu, en el norte del País de Gales.

Convidados reales
Más de 50 personas de la familia real británica encabezan la lista de invitados a la boda. La reina Isabel II y su esposo Felipe, duque de Edimburgo; el príncipe Carlos y su esposa Camila, duquesa de Cornualles; el príncipe Enrique, hermano del novio y padrino de boda, el príncipe Andrés, duque de York, y sus hijas Beatriz y Eugenia; el príncipe Eduardo, conde de Wessex, y su esposa Sofía; la princesa Ana y su esposo Timothy Laurence. Por parte de la familia de la novia los invitados son Michael y Carole (padres de Kate Middleton); Pippa (hermana y madrina de boda), y James (hermano).
Las otras familias reales estarán representadas por cerca de 40 personas, entre ellas la reina Sofía de España; los príncipes de Asturias Felipe y Letizia; los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda; el rey Harald de Noruega y su esposa Sonia; la princesa Victoria de Suecia y su esposo Daniel Westling;  la reina Margarita de Dinamarca; Constantino de Grecia y su esposa Ana María, la princesa Lalla Salma de Marruecos, entre otros.