"El Estado de los deseos"

“Se está cambiando el Estado Social de Derecho por el Estado Social de los deseos”. Este fue el argumento que utilizó el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, para criticar, una vez más, la postura de la Corte Constitucional sobre la despenalización del aborto en varios casos específicos.

Sin embargo, las manifestaciones de Ordóñez, que se hicieron durante una conmemoración que hizo la Universidad Javeriana para los 20 años de la Constitución de 1991, fueron respondidas de forma directa por el expresidente y líder del Partido Liberal, César Gaviria, quien pidió al procurador que deje al lado sus creencias y respete lo dictado por la Corte Constitucional.

Gaviria no se limitó en sus palabras y declaró: “Procurador, usted puede tener creencias, usted puede ser un excelente procurador en el control, pero en la interpretación de los derechos usted se tiene que ceñir a las sentencias de la Corte Constitucional. Sus opiniones no pueden prevalecer”.

Seguidamente, Ordóñez retomó la palabra y añadió que así como la Corte Constitucional dijo que así como el alto tribunal tiene derecho a hacer seguimiento de sus decisiones, él también tiene derecho a pedir las aclaraciones y hacer las peticiones pertinentes.

La disputa del procurador con la Corte Constitucional se remonta a cinco años atrás, cuando la corporación decidió poner fin a algunas restricciones en la práctica del aborto, y se incrementó con una sentencia de 2009, en donde la Corte pidió al Ministerio Público poner “en movimiento campañas masivas de promoción de los derechos sexuales y reproductivos que contribuyan a asegurar a las mujeres en todo el territorio nacional el libre y efectivo ejercicio de estos derechos”.

Desde entonces, y con un auto que la Corte emitió en octubre del año pasado en contra de la negligencia de Ordóñez para acatar las órdenes del alto tribunal, la disputa se ha convertido en un punto de no retorno.