El hombre que salvó a 'Newsweek'

La semana pasada murió el empresario que, tras pagar un dólar, salvó de la bancarrota a la prestigiosa revista estadounidense.

A pesar de sus muchos logros en vida, Sidney Harman pasará a la posteridad por una de sus últimas gestas comerciales: compró la maltrecha revista Newsweek, ícono de la información semanal, por un dólar para darle una renovada vida en 2010.

En el camino creó un imperio de alta fidelidad, defendió la decencia ética en el mundo empresarial y fue subsecretario de Comercio de Estados Unidos bajo el mandato de Jimmy Carter. Falleció la semana pasada en Washington, a causa de una leucemia, a los 92 años.

Nacido en Montreal en 1918, Harman creó, junto a Bernard Kardon, la empresa Harman/Kardon (posteriormente Harman International), que fabricó el primer receptor de audio de alta fidelidad. La gran novedad, en 1953, era que se trataba de un aparato único e integrado. Hasta entonces los radioyentes habían necesitado de sintonizadores, preamplificadores, altavoces y cargadores de electricidad para reproducir sonido. Harman los unió en un solo dispositivo, que pronto incorporó en hogares y coches.

Tras su exitosa carrera comercial fue elegido por el presidente demócrata Jimmy Carter para ser subsecretario (viceministro) de Comercio en 1977. Entre los años 80 y los 90 tuvo que luchar contra la competencia japonesa que comía terreno a las fábricas norteamericanas.

El emperador de los productos nacionales

El empresario inició una campaña para concienciar a los norteamericanos de la conveniencia de comprar productos nacionales. En 1992 invitó a Carter, ya retirado, a visitar las instalaciones de su compañía. Éste dijo que poseer unos altavoces Harman le hacía sentirse “orgulloso de ser americano”.

A lo largo de los años, el empresario aplicó una filosofía de gestión empresarial con la que logró numerosas loas.

Se resumía en tratar bien a los empleados. Para evitar despidos, les encargaba fabricar partes de los altavoces que, en condiciones normales, hubiera comprado a otros fabricantes. Además, les permitía obtener beneficios si planteaban modos de recortar gastos.

“No podemos regular la conciencia. Debe ser la materia prima de cada transacción, de cada juicio y de cada decisión”, escribió en su biografía, Métete en tu negocio, publicada en 2003.

Esa ética laboral la combinó con una certera puntería en los negocios: con los años no perdió terreno, se adaptó a los nuevos tiempos y siguió fabricando alta fidelidad con las marcas Harman/Kardon, Infinity y JBL, reinventándose al mercado de sistemas de voz en coches y sistemas surround.

En 2010 compró a la editora de The Washington Post la revista Newsweek, fundada en 1933, por un dólar, asumiendo también una deuda, estimada en US$47 millones. Logró renovar íntegramente la publicación, que aquejaba un descenso de circulación y de publicidad, al entregarle su dirección a la periodista Tina Brown, fundadora del popular portal web político The Daily Beast y que había sido la cuarta persona en dirigir The New Yorker y la primera mujer en ocupar ese puesto.

La nueva Newsweek lleva ya cuatro números semanales, sin un aumento visible de la publicidad. La última edición contó sólo con seis anuncios.

Cuando murió Hartman, su fortuna se estimaba en US$500 millones. Un auditorio de Washington, residencia de la Compañía de Teatro Shakespeare, lleva su nombre porque lo financió con US$20 millones.

Le sobrevive su esposa, Jane, que fue representante demócrata por California en nueve legislaturas.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El hombre que inventa juguetes con discapacidad