El milagro de la beatificación

Marie Simón Pierre, una monja francesa que sufría de la enfermedad de Parkinson se curó por un favor atribuido al Papa.

A Juan Pablo II se le atribuyen por su intercesión 251 milagros durante su vida y después de su muerte. Sin embargo, el milagro que lo llevará hasta los altares es la curación inexplicable para la ciencia de la monja francesa Marie Simón Pierre, de 51 años, quien padecía desde 2001 de la enfermedad de Parkinson, la misma que sufrió el Sumo Pontífice durante un largo período de su vida.

La devoción por el Papa siempre estuvo presente en su vida y oraciones diarias. Sin embargo, después de su muerte la fe por el Santo Padre se intensificó y la monja continuaba rezando sin falta. Dos meses después de la muerte del Papa, tras pedirle que le ayudara a liberar esa dolencia que le impedía caminar, escribir y hacer las actividades cotidianas, la monja se marcha unanoche a su habitación y la madre superiora le pide que escriba una vez más antes de acostarse: “Karol Wojtyla”.

Al siguiente día la hermana Simón Pierre aparece completamente curada. Exactamente dos meses después de la muerte del Pontífice. Cuando asistió al chequeo con su médico de cabecera, éste se quedó casi sin habla cuando comprobó que  estaba completamente curada.

“Cuando fui a ver a mi neurólogo, me miró y me dijo: —¿Qué sucedió, has tomado dosis dobles de tus medicamentos de dopamina? —No, doctor, le dije, ya los suspendí por completo”, contó Marie.

El postulador de la causa, el sacerdote polaco Slawomir Oder, eligió la curación de la monja como el milagro que le dará la beatificación a Juan Pablo II.

 Benedicto XVI firmó el decreto que le concedió al prefecto la congregación para la causa de los santos. Angelo Amato entregó toda la documentación del proceso, una vez los 30 purpurados y obispos que forman el dicasterio aprobaran el milagro.

Luego de la beatificación, se espera que el Papa realice otro milagro para poder ser canonizado y llevado a los altares.

 

últimas noticias