El misterio de los secuestrados

Este vieernes se cumplen ocho días del secuestro de un grupo de inmigrantes en el estado mexicano de Veracruz y es poco lo que se sabe sobre la realidad de lo sucedido.

Si bien no se puede hablar de un número exacto de plagiados, para el padre Alejandro Solalinde, célebre por su reconocida lucha a favor de los intereses de los inmigrantes en México, pueden ser entre 40 y 60 personas, pero hasta ahora las autoridades federales sólo reconocen cinco.

Solalinde no ha reparado en asegurar que el gobierno, desprestigiado por la constante y cada vez más grave mella que ha dejado el crimen organizado, trata de minimizar el hecho de cara a las elecciones presidenciales del año próximo, en las que el partido Acción Nacional, del actual presidente, Felipe Calderón, aspira a mantenerse en el poder.

Dos testigos que escaparon del secuestro han sido quienes hasta ahora han entregado su versión a la Fiscalía. Los hombres afirmaron que vieron cómo un grupo armado se llevó a dos mujeres, dos hombres y un niño. Por esta razón, el gobierno habla de cinco secuestrados, aunque René Martín Zenteno, subsecretario de Migración, reconociera que el hecho de que los dos testigos hayan podido escapar les impide relatar si después de lo que presenciaron pasó algo más. Zenteno invitó a Solalinde a presentar todas las pruebas de las que dispongan.

Solalinde, en diálogo con El Espectador, explicó las razones que fundan sus denuncias: “Los inmigrantes fueron secuestrados cuando se movilizaban en un tren de carga. Eran cerca de 250, 129 de ellos se quedaron en el albergue que yo atiendo en Ixtepec (Oaxaca). Según las versiones de los dos testigos, cuando los secuestradores detuvieron el tren, tenían disponibles tres camionetas grandes sin asientos y estaban fuertemente armados. Es casi obvio que toda esta logística no estaba diseñada sólo para cinco inmigrantes desposeídos”.

Solalinde habla desde de Ciudad de México, adonde viajó desde Ixtepec para impulsar el caso ante las autoridades federales. Allí, en la capital del país, la Secretaría de Relaciones Exteriores emitió un comunicado en el que asegura que se encuentra en permanente contacto con El Salvador, Guatemala y Honduras (de donde provenía la mayoría del grupo) para informarlos sobre el “probable” secuestro.

últimas noticias