Periodismo y posconflicto: retos y desafíos para el próximo cuatrienio

hace 12 mins

El ojo puesto en la piratería

Con el seminario 'El mercado del licenciamiento de obras en el entorno digital' se abordarán temas como los derechos de autor en la era moderna, los contratos de licencias de uso y algunos aspectos sobre la digitalización de obras literarias, a propósito de la denominada 'Ley Lleras'.

Unos minutos después de conocido el proyecto de ley sobre los derechos de autor en los medios digitales, los internautas ya habían hecho su aporte. Fueron ellos los que la bautizaron ‘Ley Lleras’, por ser el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, el responsable de presentarla. Mientras el titular de la cartera pronunciaba estas palabras: “A quienes sigan utilizando la piratería, pues que se tengan de atrás, porque de aquí para adelante el tema de prisión y de penas se va a aplicar con todo rigor si logramos que el Congreso tipifique estas nuevas conductas que hoy no están previstas en nuestra legislación”, los más aficionados a los adelantos tecnológicos ya se habían dado a la tarea de crear sus propios códigos. No sólo  le cambiaron el nombre, también encontraron que en España se llama Ley Sinde, que se basa en la Ley Hadopi y que Chile es de los pocos países de América Latina que tienen en funcionamiento este tipo de regulaciones.

El proyecto de ley sobre los derechos de autor en los medios digitales establece que un creador que se sienta vulnerado en sus derechos puede elevar una queja ante la empresa prestadora del servicio de internet (ISP por sus siglas en inglés) y que, además, esta entidad puede proceder a retirar el material cuestionado. Todo debe hacerse en un plazo de 72 horas. Es decir, que si en un sitio web hay material de otros autores, como películas, imágenes y canciones, puede estar sujeto a que la ISP podría estar autorizada a retirar los contenidos en cuestión.

Para algunos conocedores, la ley no sólo es polémica, sino que está llena de vacíos porque, por ejemplo, no establece el procedimiento con el que las ISP pueden controlar el contenido, ya que en una parte se habla de su responsabilidad, mientras que en otros fragmentos se dice que pueden quedar exonerados.

En lo que coinciden la mayoría de los internautas es en que se trata de una medida que tiene la intención de controlar las ventas ilegales y la piratería en internet pero que, gracias al desconocimiento general del tema, podría caer en la censura. La denominada Ley Lleras, con sus pros y contras, y con temáticas vinculadas como los contratos de licencias de uso y la digitalización de obras literarias, será abordada en el seminario ‘El mercado del licenciamiento de obras en el entorno digital’, en la Feria del Libro de Bogotá.

 Del miércoles 4 al viernes 6 de mayo. Invitados internacionales: Jacqueline Morales (Estados Unidos), Paulo Batimarchi (Brasil), Ana María Cabanellas y Marcelo Augusto di Pietro Peralta (Argentina), y Kevin Fitzgerald (Gran Bretaña). Informes en: ww.derechodeautor.gov.co. Auditorio por definir.

Objetivo del proyecto de la ‘Ley Lleras’

“Busca regular uno de los aspectos más importantes de la llamada ‘sociedad de la información’ y es el del uso de los contenidos protegidos por el derecho de autor y los derechos conexos, los cuales son masivamente publicados, almacenados, descargados o transmitidos a través de la red global de la información.

En particular, este proyecto de ley regula la responsabilidad civil que se deriva de las infracciones al derecho de autor y los derechos conexos en el entorno de las redes informáticas, y específicamente de internet”.

Periodismo y Wikileaks

Un selecto grupo de comunicadores sociales, dentro de los que se encuentra Jorge Cardona, editor general de El Espectador, sociólogos, historiadores, directores y editores de medios nacionales e internacionales serán los encargados de darle vida a uno de los encuentros más esperados de la 24ª Feria Internacional del Libro de Bogotá: “El periodismo después de Wikileaks”.

Se trata de un evento mediante el cual los organizadores de la Feria quisieron abrir el debate sobre lo que ha significado la divulgación de estos cables diplomáticos para el periodismo contemporáneo y la opinión pública.

Aunque muchos de los invitados consideran que Wikileaks no revolucionó el periodismo, sí están convencidos de que revolucionó el oficio, lo sacudió y en cierta forma le devolvió ese halo de fascinación y de mística que lo caracteriza. Sin duda, se trata de una cita para no perderse.

Informes: www.feriadellibro.com

Temas relacionados