El país campesino no se puede echar a morir, dice minagricultura

“Estamos haciendo un esfuerzo gigantesco para que esa locomotora (agro) salga de la estación donde ha estado durante tres años y empiece a moverse”, dijo, Juan Camilo Restrepo

A pesar de la gran afectación y de los daños causados por la ola invernal, el sector agropecuario crecería este año en el rango del dos al cuatro por ciento, reveló el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar, al insistir en que el país campesino no se puede echar a morir .

La estimación sobre el probable comportamiento del PIB (producto interno bruto) sectorial fue presentada en un foro organizado por Fedesarrollo.

Según informe de prensa del Ministerio de Agricultura, el funcionario confió en que la actividad agrícola sostendrá el comportamiento del último trimestre del pasado año cuando creció 4,2% y logre, después de tres años de crecimientos negativos o de cero, cerrar 2011 positivamente.

“En materia de pronósticos, vamos a tener entre un dos a un cuatro por ciento. Todavía no es el ideal, todavía no es una locomotora a gran velocidad pero por lo menos sí estamos haciendo un esfuerzo gigantesco para que esa locomotora salga de la estación donde ha estado parqueada durante tres años y empiece a moverse”, subrayó el ministro.

El ministro se refirió a los reportes más recientes sobre los daños ocasionados por el invierno a la agricultura y a la ganadería entre los que se destaca la destrucción o afectación de trece millones de metros cuadrados de infraestructura representada en casas, galpones, establos, cobertizos, distritos de riesgo, etc.

“El daño es gigantesco y muy inquietante”, subrayó el ministro al dar cuenta también de los problemas fitosanitarias ocasionados por la inundación o anegación de más de un millón de hectáreas, la muerte por ahogamiento de 160 mil cabezas de ganado y de otros 400 mil animales de la avicultura también ahogados.

“Vamos a salir adelante. El país campesino no se puede echar a morir. El daño ha sido muy grave pero vamos a salir adelante”, puntualizó el ministro Restrepo Salazar.

El ministro propuso la conforma una entidad que coordina la construcción de represas que adminstre el agua en tiempos de abundancia y de sequía. Estimó que por lo menos se requieren 60 obras de esta naturaleza. Indicó que para solucionar el problema de la laguna de Fúquene se requiere al menos trabajar en dos represas: Tibita y San José.

 

últimas noticias